Los países subdesarrollados pagan al quíntuple las inversiones extranjeras.

Pagan intereses por los créditos, sufren fuga de divisas por utilidades,

reciben los trabajadores bajos salarios, fortalecen la baja escolaridad,

 y padecen sobornos que promueven la corrupción intergubernamental

a cambio de leyes favorables (y luego chantajean a sus cómplices que

en ocasiones hasta los envían a cárcel haciéndose pasar

los “inversionistas” como campeones de la libertad y a democracia).    

Pablo Hughes Reyes (Uruguay 1946)

Leer más...