Hoy el Baúl de los Recuerdos se abre para comentar que Emiliano Zapata formaba parte de una humilde familia campesina, era el noveno de diez hijos que tuvieron Gabriel Zapata y Cleofás Salazar, de los que sólo sobrevivieron cuatro. En cuanto a la fecha de su nacimiento, no existe acuerdo total; la más aceptada es la del 8 de agosto de 1879, pero sus biógrafos señalan otras varias: alrededor de 1877, 1873, alrededor de 1879 y 1883. Emiliano Zapata trabajó desde niño como peón y labrador, y recibió una pobre instrucción escolar. Quedó huérfano hacia los trece años, y tanto él como su hermano mayor Eufemio heredaron un poco de tierra y unas cuantas cabezas de ganado, legado con el que debían mantenerse y mantener a sus dos hermanas, María de Jesús y María de la Luz.

Leer más...

Imagínese que camina por el parque de Zacatelco portando, elegantemente, una peluca de color blanco con caireles que le dan hasta los hombros; el bigote que porta es al estilo Pancho Villa, Emiliano Zapata, Salvador Dalí o Joaquín Pardave. O bien,  que este día decidió pintarse el cabello de color caoba y hacerse chinos. Pero aún hay más, imagínese que este día asistirá a una fiesta y para verse muy “finolis” ha dispuesto llevar una peluca de color rojizo que aparenta tener el pelo quebrado. Bueno, hoy fue a la peluquería y le indicó al peluquero que le rape la parte derecha de la cabeza, en el lado izquierdo solamente le rebaje un poco el cabello dejándolo largo, en la parte de atrás le recorte la coleta que acostumbra llevar y le empareje el fleco, hasta casi tapar los ojos. O bien, hoy llegó a la peluquería acompañado de un amigo quien le pide que lo rapen porque perdió una apuesta ¡Que imaginación ¡¿Verdad? Pues resulta,  que a través de los años así han sido algunas de las modas en el corte de pelo y todo esto ha pasado en las peluquerías.

Leer más...

 

En agosto del año pasado, unas semanas después de las elecciones, que dieron un giro político total al régimen predominante, sorpresivamente en la UAT se realizó un cambio en la rectoría con la llegada por vez primera de alguien externo al grupo predominante Orticista (Luis Armando González Plascencia) con lo que se antojaban cambios en el discurso y acciones, políticas y académicas en la máxima casa de estudios de Tlaxcala.

Leer más...

Cuando hablamos de nuestros héroes no tomamos en cuenta la magnitud de sus obras y mucho menos los sacrificios que tuvieron que realizar en favor de la nación y más que nada de los seres humanos que la integran. Se imagina usted como sería nuestro país perteneciendo todavía a la corona española, ¿Cuál sería nuestra forma de gobierno? ¿Cuál sería nuestra condición social? ¿Cuáles serían las formas de gobierno y la libertad de la que podríamos gozar? En fin, existen tantas preguntas sin respuesta.  De antemano les comento que todavía existen algunos paisanos opinan que estaríamos mejor bajo el yugo español. ¿Será?

Leer más...

Hoy el Baúl de los Recuerdos se abre para comentar que dentro del marco de la celebración de la feria del Santo Niño Jesús Doctor, que se venera en la sección cuarta, Barrio de Manantiales, este viernes 19 de octubre, a las 4 de la tarde, se presentó el folleto titulado “HISTORIA DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA CAPILLA DEL SANTO NIÑO JESÚS DOCTOR” escrito por la Señora Edith Domínguez Carreto y el profesor José Elpidio Morales Moreno.

Leer más...

Hoy el Baúl de los Recuerdos se abre para comentar que este 19 de septiembre se cumple un año del terremoto que ocurrió en 2017 y 33 años del  de 1985. Como olvidarlo ¿verdad? La pregunta obligada es que hizo en ese momento ¿gritó, rezó, se hincó, lloró, corrió, buscó a sus familiares, en fin. Por otra parte, cada uno de nosotros a qué atribuimos la existencia de los temblores. Seguramente las reacciones de cada uno de nosotros fueron diferentes y es muy probable que el miedo a un temblor siga hasta nuestros días.

Leer más...

Hoy el Baúl de los Recuerdos se abre para comentar que el martes 19 de septiembre de 2017, precisamente 32 años después del fatídico 19 de septiembre de 1985 en Zacatelco amanecía de forma esplendorosa, el sol se asomaba poco a poco detrás de la Malinche.  Junto con el nuevo día aparecían los hombres y mujeres que se dirigían a sus centros de trabajo, otras personas encaminaron sus pasos hacía el templo de Santa Inés con la intención de darle gracias al buen Dios otros acompañados por sus papás  se encaminaban a sus escuelas por la esperanza de un mejor futuro. Todo estaba en calma, tal parece que sólo sería un día más, de aquellos cotidianos que no dan muchos motivos para ser recordados.

Leer más...