El 24 de febrero de 2022 el mundo despertó con la noticia de la invasión rusa a territorio ucraniano. Desde aquellos días hasta la fecha nos encontramos frente a una marea intermitente de información sobre la guerra. Escuchamos los discursos del presidente Zelensky disfrazado de militar, los del primer ministro Boris Johnson en el parlamento, los del presidente Biden en la Casa Blanca y los de Vladimir Putin en el Kremlin. La información en tiempos de guerra siempre está cargada de una dosis de propaganda ideológica y cada una de las partes trata de repetir y saturar su mensaje hasta imponerlo como una realidad, eso es parte de la estrategia y en la mayoría de ocasiones provoca que sea tremendamente confuso entender un conflicto. Todos dicen tener la razón, todos argumentan que su verdad es la superior, todos, absolutamente todos, aseguran que serán los triunfadores. En este punto recuerdo lo que se decía sobre Churchill y sus discursos durante la Segunda Guerra Mundial. “Movilizó la lengua inglesa y la llevó al campo de batalla”.

Leer más...