Ya casi cumplimos 24 meses de que diversos grupos en todo el país pugnaron y exigieron la sana participación de las mujeres en la vida pública del país en sus tres niveles de gobierno, sin embargo a lo largo de todo este tiempo todavía hay sectores que se resisten a dar vigencia y hacer efectivos  los derechos de las mujeres, se dice por datos oficiales del gobierno que en México existen más mujeres que hombres, en consecuencia son mayoría de votantes y resulta injusto que siendo mayoría no puedan ejercer sus derechos constitucionales de ser votadas para cargos de elección popular. Recordamos que fue en el año 1955 cuando por primera vez las mujeres ejercieron su derecho a votar y después de 63 años de espera, es de justicia que no solo voten, sino que también hagan efectivo su derecho a ser votadas, pues es una obligación del estado el dar plenitud a los derechos políticos de las mujeres, considerando que legalmente los derechos políticos también son derechos humanos de los mexicanos sin importar su sexo.

Leer más...

Los partidos políticos en México, han utilizado el poder público como una forma de hacer fortuna, y su mejor instrumento son los procesos electorales, pues en cada elección nos dicen a los ciudadanos que son estas las formas de participar en la elección de sus gobernantes y contribuir a la democracia, pero la realidad es que el poder público surge de acuerdos y negociaciones entre las mafias del poder secuestrado desde hace muchos años por una elite al servicio de sus propios intereses. Y así lo confirma la historia desde el surgimiento de los partidos políticos.

Leer más...

En México como en cualquier parte del mundo existen leyes que deberían normar las conductas de gobernantes y gobernados, sin embargo muchos gobernantes a su arbitrio y voluntad abusan del poder que el pueblo les confirió mediante su voto, los electores hombre y mujeres, cada tres o seis años votamos en favor de quienes nos representarán y gobernaran para que lo realicen de la mejor forma, y sobre todo que beneficien con sus acciones a todos los sectores de este país.  En las elecciones del pasado año 2018 se votó anhelando prosperidad y esperando una mejor vida para todas y todos los mexicanos, sin embargo hemos sufrido los grandes desaciertos que en más de dos años de este gobierno federal nos han dejado a la totalidad de los mexicanos(as) en una de las peores pandemias de  las últimas décadas, en  una crisis económica de valor incalculable y en un desempleo que azota a millones de mexicanos(as), pero estas circunstancias y crisis no son de interés para el gobierno central que está empecinado en obtener a como dé lugar más y más dineros públicos, empezó eliminando las guarderías infantiles, la desaparición de dependencias federales y junto con ellas miles de empleos, hoy si no tienes el sello de MORERNA o de la Cuarta Transformación (4T) no cuentas con ningún apoyo gubernamental ni mucho menos con algún empleo.

Leer más...

Desde hace varias décadas los ciudadanos aglutinados en asociaciones civiles tratando de hacer efectivos los artículos 1, 8 y 9 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  se han organizado para realizar diversas actividades sociales sin remuneración económica alguna, y han aportado su granito de arena para la reconstrucción de este país, quedando claro que estas organizaciones son indispensables para la vida política de México, ya que son de alta incidencia pública, y trabajan en beneficio de los sectores más vulnerables, además de aportar el 3% del Producto Interno Bruto, así como generar empleos y mejores condiciones de vida para la sociedad en su conjunto.

Leer más...

Hace varias décadas nació el régimen de partidos políticos en México, desde un principio se pensó que estos organismos serían expresiones vivas de la ciudadanía, a través del tiempo este propósito se desvaneció a causa de intereses de cúpula y grupos oligárquicos que se imponen a los intereses legítimos de la nación, después nuestros legisladores(as) realizaron varias reformas a la ley electoral, mismas que no han sido suficientes,  porque a pesar de imponer diversos requisitos que deben de cumplir las personas que desean erigirse en partidos políticos, los vicios son su mejor práctica, muchos vivales aprovechando las debilidades y lagunas de la Ley Electoral empezaron a realizar trabajos tendientes a la formación de un partido político, pero como en todo, fueron rebasados por los vicios, ambiciones y actos de corrupción juntando a personas de otros partidos políticos con las promesas de que les resolverían sus apremiantes demandas, otras veces el obsequio de la famosa despensa, otras fue la entrega de dinero en efectivo, el acarreo y el corporativismo, prácticas que los llevaron al fracaso.

Leer más...

Desde las entrañas del poder público surge Teléfonos de México, como una alternativa de comunicación entre los mexicanos, desde entonces sus servicios eran deficientes, pero para solucionar estas deficiencias y brindar más y mejores servicios de calidad según el gobierno de nuestro país, tuvieron que implementar la privatización de estos  servicios de comunicación, convirtiendo a la institución paraestatal en una empresa que con el apoyo del gobierno ha monopolizado los servicios de comunicación, impidiendo que otras empresas operen para dar otras alternativas de comunicación a las y los mexicanos, por lo mismo los consumidores no tenemos otra opción que contratar los servicios que supuestamente ofrece esta empresa.

Leer más...

Lic. Marco Antonio Mena Rodríguez, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala, por este medio le reiteramos su atención ante los diversos planteamientos sociales que se le han hecho llegar a través de la oficina de la Secretaría Particular, durante los años 2018, 2019 y 2020, mismos que no han tenido una solución; ustedes juramentaron en su toma de protesta diciendo que cumplirían y harían cumplir las leyes federales, estatales y municipales, pero hasta la fecha esto solo es un discurso hueco, sin resultados y sin productividad, frenando con estas decisiones y omisiones el desarrollo integral que merece esta entidad federativa, y por ende violentando  los derechos legítimos de los habitantes que los eligieron como sus gobernantes.

Leer más...

Por décadas hemos padecido todas las y los mexicanos en todo el país un despiadado desconocimiento y desinterés del servicio público, y como consecuencia tenemos servidores públicos y gobernantes que resaltan por su altanería, soberbia y desprecio hacia los habitantes de las comunidades y municipios, demuestran con sus acciones su falta de ética profesional, hechos que suceden desde el presidente de la república, gobernadores, diputados federales, diputados locales, presidentes municipales, alcaldes, consejos municipales y presidencias auxiliares, indudablemente que hay sus excepciones pero estas son muy pocas, y a esto se debe el retroceso y no avance de nuestro sistema político mexicano, pues la democracia en nuestro país es un vaivén de intereses ilegítimos de las personas que por muchos años se han apoderado de las instituciones y del poder público.

 

No obstante lo anterior cada tres o seis años algunos aspirantes a ocupar cargos de elección popular con tal de seguir engañando llenan de promesas, de besos y abrazos a los electores, y cuando bien les va reciben una mini despensa o algún utensilio del hogar del plástico más corriente, e incluso prestan el espacio de la barda de su domicilio para que se publiciten más mentiras y falsas promesas, pero lo más grave es la obtención del voto que regularmente es inducido, presionado, cooptado, condicionado a cambio de programas sociales, comprado, secuestrado y robado; actualmente se dice que desde la presidencia de la república alguien vigilara el proceso electoral porque el INE y los Institutos Electorales en los estados no funcionan, pero no se dice cómo y con qué, pues las instituciones electorales tienen todo un presupuesto para esos menesteres, además por décadas son los ciudadanos elegidos mediante insaculación los encargados de vigilar y consolidar el proceso de cada elección, y por  ley ninguna persona ajena puede estar interviniendo en dicho proceso.

 

Un buen servidor público es aquel que atiende con comedimiento, con seriedad y responsabilidad a sus patrones, que vienen siendo los contribuyentes, optando por implementar una política de puertas abiertas y dialogo directo con los ciudadanos en un horario mínimo de ocho horas, además de ser productivos y generadores de desarrollo, por esta razón todos los mexicanos debemos de contar hasta diez antes de pensar emitir nuestro sufragio en favor de determinado candidato o candidata, debemos de ver siempre las cualidades, virtudes, eficacia, trayectoria y solvencia moral de cada candidato(a), y no permitir ser inducidos por los bombardeos despiadados de los medios de comunicación pagados con nuestros impuestos, pues algunos de estos se prestan a manejar encuestas a modo para tratar de confundir a la población.  

Hay que tener presente que desde un gobernador hasta un presidente de comunidad que ya demostraron que nunca fueron eficaces ni productivos en el ejercicio de las políticas públicas, estas personas están impedidos de por vida de volverse a postular con el argumento tan trillado de que ya cambiaron y son más buenitos, los que ya estuvieron en una gubernatura, en una diputación federal y/o local y no demostraron buen servicio, ética profesional, amabilidad, comedimiento y compromiso, ya no tienen el derecho a ser votados, pues cuantas ocasiones en un trienio o sexenio se acude físicamente por escrito, vía telefónica, o vía correo electrónico a determinado servidor público y nunca tiene el tiempo de atender las legítimas y justas peticiones de la población, de por si en tiempos normales no trabajan y no producen, imagínese amable lector 2019 y 2020 con este asunto de la pandemia todo lo quieren realizar en línea, si físicamente no son productivos mucho menos a través de una computadora y la pregunta obligada ¿Dónde quedaron los billones de pesos que se presupuestaron para ejercerlos durante los años 2019 y 2020? Pues en ninguna parte del país o estado se mejoraron los servicios ni se proyectó la obra pública, solo destellos de proyectos de relumbrón para justificar los ríos de dineros públicos que curiosamente se evaporaron sin generar beneficios hacia las comunidades o en favor de las familias mexicanas, oscuras acciones y sin rendición de cuentas las dependencias del bienestar, de la SADER, de Comunicaciones y Transportes, pues en dos años no se siente ni se sabe qué tipo de trabajos han realizado, y los gobiernos estatales argumentan que no pasa nada, que no tenemos deuda pública, pero tampoco mejoramiento de servicios ni obra pública, deberíamos de reflexionar y pensar cómo vamos a recibirlos ahora que próximamente visiten a las familias los centenares de precandidatos(as) que supuestamente se interesan por solucionar ahora si todos los problemas sociales y que ahora si tienen muchas ganas de trabajar aunque en el pasado no hayan rendido ninguna productividad, pues incluso se argumenta que muchos servidores públicos desean reelegirse sin renunciar o pedir licencia para retirarse de los cargos que actualmente tienen, es de imperiosa necesidad que las autoridades electorales y diputados locales comprometidos, diseñen y ejecuten piso parejo para todos los aspirantes a cargos de elección popular, desde los requisitos que se solicitan para poderse registrar y hasta la terminación de sus campañas, desterremos con toda firmeza las imposiciones y componendas del centro, pues no permitiremos que otros decidan lo que nos corresponde a los tlaxcaltecas, y mucho menos que asuma el poder público gente improvisada que nos venga a mal representar y se dedique solo a veranear en los próximos tres o seis años, las preferencias populares están bien enfocadas a diversas personas que por su trayectoria, trabajo productivo y honorabilidad han demostrado en los hechos la eficiencia en el servicio público, uno de tantos ejemplos es la Lic. Anabell Avalos Zempoalteca, que desde hace años tiene proyecto político y lo ha ejercido en favor de un sector importante del estado de Tlaxcala.

 

C. Isidro Sánchez Piedra,

 Defensor de Derechos Humanos