Queremos repetir o tratar de explicar un poco más lo que dijimos durante el encuentro intercontinental por la humanidad y contra el  neoliberalismo, tratamos de decir que en ese proceso de descomposición mundial lo que llamamos la “cuarta guerra mundial” el neoliberalismo el proceso de globalización económica  trata de eliminar a la mayor parte de la gente que no es productiva los llamados minoritarios  que a la hora de hacer sumas y restas resultan que son la mayoría de la población en el mundo y nos encontramos con un sistema mundial de globalización que está dispuesto a sacrificar a millones de seres humanos.( véase hoy pandemia del covid-19)

 

En este sentido los grandes medios de comunicación en la comunicación satelital, la prensa de periódicos parece empeñada en buena parte en tratar de presentar un mundo virtual creado a la imagen y semejanza de lo que el proceso de globalización requiere en ese sentido el mundo de la noticia moderna solo es el mundo de lo que acontece a la gente importante, ellos son los que importan si se casan si se divorcia etc.de los grandes políticos, pero el común de la gente  no aparece en los medios de comunicación en el momento en que mata o en el que es muerto para los grandes medios de comunicación el poder neoliberal en el mundo los otros los excluidos sólo existen cuando están muertos o cuando están en la cárcel o son perseguidos.

 

esto no puede seguir así porque finalmente va ocurrir cuando este mundo virtual choque tarde o temprano con la humanidad y lo que está ocurriendo va producir efectos de rebelión de guerra en todo el mundo, nosotros podemos tener una actitud cínica frente a los medios de comunicación aceptar que eso es así y no se puede hacer nada contra ese poder del dinero que es el que se expresa en imágenes en palabras en comunicación digital y que invade no de noticias al mundo sino de una forma de ver al mundo, solo la forma el poder de cómo de debe ver el mundo decir finalmente así es y no tenemos nada que hacer, otra actitud que podemos asumir es simplemente la incredulidad decir que digan los medios de comunicación los grandes monopolios es mentira no nos interesa y conformarnos con la vida doméstica que tenemos.

 

Hay una tercera opción que no es el conformismo, ni el escepticismo, o la desconfianza es tratar de construir otra forma de dar a conocer al mundo lo que ocurre en sus diferentes partes de interesarse desde un punto de vista crítico  apegado a la verdad de lo ocurre con la gente que habita el mundo en ese sentido el trabajo que han logrado hacer los medios independientes en todas las historias de lucha social que hay en el mundo pero sobre todo en Norteamérica y Canadá, Estados Unidos y México los medios de comunicación independientes han logrado abrir espacios incluso dentro de los medios de comunicación masiva que obligan a esos monopolios a tratar de dar cuenta de otros proceso sociales que se convierten en noticia.

 

El problema no es solo saber que ocurre en una parte del mundo sino entenderlo y sacar las lecciones que deben darnos como si estuviéramos estudiando historia, pero no una historia pasada sino lo que está ocurriendo en estos momentos en cualquier parte del mundo es una forma de aprender que somos qué es lo que queremos y que es lo que podemos ser y que nos puede ocurrir si hacemos una cosa.

 

El papel de los medios de comunicación independientes es decir que no responden a los intereses de los monopolios y que su quehacer su proyecto de vida y su proyecto político no es otro sino el de dar a conocer lo que ocurre se hace cada vez más importante en este proceso de globalización, se convierten en uno de la resistencia en contra en una posibilidad de guardar la verdad mantenerla y difundirla un poco la imagen del libro de “Fahrenheit 451” donde dice que un grupo de gente se dedica aprenderse los libros de memoria para que si los destruyen no se pierdan, igual los medios de comunicación independiente tratan de guardar la historia presente, cuidarla y tratar de difundirla y de hacerla que no desaparezca de la mejor forma que es difundiéndola en otras partes de ahí que este trabajo en este proceso de globalización que hay en el mundo no pueda limitarse a una nación a un país a la región de un país o a un grupo social sino que es necesario que estos grupos independientes puedan ayudarse no solo para intercambiar información para ampliar sus canales de comunicación sino para poder resistir el avance de la mentira que dan los grandes monopolios, la verdad que puedan ir construyendo cada quien en su grupo social, su familia, su ciudad, región o país se va potenciar si entra en relación con otras verdades y reconoce lo que está ocurriendo en otras partes del mundo también forma parte de la historia de la humanidad en este sentido cuando nosotros en el encuentro intercontinental por la humanidad y contra el neoliberalismo en principios de agosto de 1996 llamábamos a crear una red de medios de comunicación independiente una red de información estábamos pensando en eso, en una red que permitiera resistir el poder de la mentira y el engaño que se empieza a gestar la cual tardara esto es necesario para poder resistir no sólo los movimientos sociales sino también ese proyecto de vida, ese proyecto político proyecto de la humanidad que es el derecho a la información crítica y verdadera nosotros queríamos saludarlos a todos ustedes reconocerles el trabajo que han hecho no solo para que la lucha de los pueblos indígenas se conozca sino que también otras luchas se conozcan y que los grandes acontecimientos mundiales puedan ser vistos de una forma crítica ojalá esperamos que su reunión tenga éxito y que se pueda concretar en acuerdos de esta red de este intercambio de este apoyo que debe haber entre trabajadores de la cultura y de los medios de información que trabajan de forma independiente.

 

Esperamos que alguna vez podamos asistir a su encuentro o que en el peor de los casos puedan hacer esa conferencia en territorio donde estemos nosotros para poder escuchar su palabra y que ustedes puedan oír la nuestra personalmente, concluyo diciendo el subcomandante,