El fiscal general Alejandro Gertz Manero está bajo fuego  amigo no por las acusaciones que se le han hecho recientemente en medios de comunicación tampoco por la descarada impunidad de la persecución de los delitos durante su mandato, sobre todo aquellos de más alto perfil sino por un conflicto familiar que esta semana se tradujo en una petición de juicio político para uno de los funcionarios de mayor confianza del presidente aMLO.

 

Pero el camino para que Gertz Manero sea sometido a juicio político y a su potencial institución como fiscal general  no es para nada sencillo pues de acuerdo con expertos consultados por medio “El Universal” este camino consiste de siete filtros bicamerales los cuales ni siquiera han sido instalados aun, el primer filtro es decir entregar  la petición de juicio político a la dirección general de asuntos jurídicos de la cámara de diputados ya se cumplió, para pasar al segundo filtro la dirección de asuntos jurídicos del congreso deberá ratificar la petición de juicio jurídico y turnar a la comisión de gobernación integrada por diputados y senadores, en el tercer filtro los integrantes de la subcomisión de examen previo deberán analizar el caso y resolver sobre su procedencia o improcedencia, ¿el detalle?.

 

A más de un mes de iniciar la LXV legislatura esta subcomisión aún no ha sido conformada por los legisladores, el cuarto filtro la subcomisión de examen previo deberá archivar el caso si lo considera improcedente o emitir un pre dictamen si lo cree procedente, el quinto filtro en el cual las comisiones unidas de gobernación y justicia tendrán que aprobar si el asunto se turna o no a la sección instructora este sería el sexto filtro en el cual la sección instructora deberá citar a las partes para presentar pruebas a favor o en contra desahogar dichas pruebas recibir los alegatos y emitir un dictamen, posteriormente para el séptimo y último filtro el pleno del congreso deberá aprobar la acusación por medio de la mayoría simple e integrar un órgano de acusación, en este órgano los diputados que lo conformen actuarán como fiscales acusadores ante un jurado en sentencia instituido normalmente por los integrantes de la sección instructora, si la del filtro seis de resultar culpable de abuso de poder presunto delito del cual se le acusa el fiscal general Alejandro Gertz Manero sería removido de su puesto e inhabilitado por hasta 20 años de ocupar cargos públicos dada la complejidad del proceso de juicio político y el poder que concentra el oficialismo en el congreso hoy el pronóstico se inclina a favor del fiscal general y mientras los diputados y senadores aprovechan los reflectores.

 

Por mientras Alejandro Gertz Manero, se prepara para un espectáculo político que difícilmente le resultará en repercusiones jurídicas.

 

Pero esperaremos  ver si realmente los diputados actúan conforme a la ley o solo sera como siempre un tema más mediático.