Cada gobierno trae diferente filosofía y diferente túnica, se dice que el gobierno federal y próximamente cada uno de los estados gobernados por MORENA, combatirán todos los indicios que conduzcan a la corrupción, lamentablemente a inicios de este gobierno federal varios de sus secretarios(as) han sido fuertemente señalados por actos de corrupción sin que las autoridades correspondientes realicen las investigaciones debidas y se castigue a  los culpables, todo queda en denuncia y en señalamientos, pero no hay investigaciones de fondo, mucho menos aplicación de la ley, e incluso se difundió que los hermanos e hijos del Presidente de la República también han sido señalados por diversos sectores y con testimonios públicos, pero tampoco se ha investigado y no ha pasado nada. En este tema como en otros una cosa es lo que se dice y otra la que se hace, no hay congruencia.

 

Ahora que el inquilino de palacio nacional en forma continua está dialogando con los gobernadores(as) electos provenientes de MORENA, con el argumento de dar instrucciones precisas respecto a que ahora si harán lo posible de lograr el progreso y la justicia para  los habitantes de cada uno de los estados, en el caso particular de Tlaxcala si nos preocupa bastante y nos ocupa que la ciudadana gobernadora electa este en forma permanente buscando una legitimidad que en su momento nunca la obtuvo y podría ser que todo el sexenio se la pase con besos y abrazos, en lugar de ponerse a trabajar en serio y dirija efectivamente las riendas de un buen gobierno. Quizás 231,424 votos de la coalición Unidos por Tlaxcala, causaron mella al Obradorismo, pero ya es tiempo de que el equipo de la C. Gobernadora Electa esté diseñando el Plan Estatal de Desarrollo 2021-2027 sin embargo se denota una total desorganización en los preparativos previos de la entrega recepción con el gobierno saliente, provocando que los que se van no se acaban de ir y los que van llegando no acaban de recibir la encomienda, la supuesta entrega recepción debiera de incluir acciones administrativas y fiscales de los últimos cuatro años y ocho meses, y solo se vislumbra desorganización, nula transparencia y falta de capacidad. Además en el gobierno del estado y en los 60 municipios se observan despidos injustificados y estos actos ocasionan muchos problemas a gobernantes y gobernados, también una derrama injustificada de recursos públicos para el pago de laudos laborales, producto de los despidos injustificados, aunando a esto se dieron vicios que afectan intereses laborales como el exigir a cada uno de los trabajadores de confianza la firma de su renuncia anticipada en el momento de ser contratados para ocupar un cargo o comisión en los gobiernos municipales y en la mayor parte de las áreas del gobierno estatal, obviamente todo esto es ilegal y en consecuencia se trata de actos de corrupción, pues se violentan los derechos constitucionales de los trabajadores, pero ahora con el gobierno estatal próximo a ejercer se dice que se acabara con el coyotaje y con todos los actos de corrupción esperando la ciudadanía tlaxcalteca que todos estos actos de gobierno se secunden con los hechos, porque empezando por los futuros secretarios del gobierno del estado ninguno cumple el perfil para ser un buen servidor público y muchos son foráneos, desconociendo en su totalidad la problemática real del estado, entendemos que el sistema político mexicano ha estado y estará vigente por muchos años con diferente filosofía y diferente túnica, lo que no se vale y es falto de ética profesional es que se informe únicamente lo que le conviene al gobierno y no lo que perjudica gravemente a los ciudadanos tlaxcaltecas, por esta razón y otras que en su momento mencionaremos precisamos que en México y en Tlaxcala las actividades,  objetivos e influencia territorial de las organizaciones sociales existentes son tan indispensables para la vida pública y para  la actividad social, porque se convierten en los ojos y oídos de los ciudadanos tlaxcaltecas, obviamente estas actividades nunca han sido del agrado de los tres niveles de gobierno, pues mientras que algunos argumentan que son intermediarias, otros están dispuestos a financiar sus actividades desde el exterior; aprovechando esta coyuntura, varias decenas de organizaciones de Tlaxcala se están organizando con el fin de fortalecerse con relaciones interinstitucionales, con subsidios y financiamiento del exterior, para beneficio de proyectos de desarrollo comunitario, de salud, educativos, de vivienda y de protección al ambiente, en beneficios de sectores vulnerables y de extrema pobreza.

 C. Isidro Sánchez Piedra,

  Defensor de Derechos Humanos.