En los 60 municipios de la entidad no todo lo que brilla es oro, y es que la mayoría de los alcaldes se enfrenta a serias dificultades para realizar un trabajo eficiente en todas las áreas administrativas y operativas de los ayuntamientos.

 

Las diferencias, los enfrentamientos verbales, la falta de acuerdos y voluntad política entre regidores, presidentes de comunidad y alcaldes pueden poner en jaque el desarrollo municipal en general.

 

Digan lo que digan, pero lo cierto es que en una gran parte de los ayuntamientos hay dificultades que podrían terminar en delicados conflictos internos.

 

Los agentes de gobernación han emitido reportes en donde alertan de posibles problemas, por lo tanto, la gobernadora del estado, Lorena Cuéllar Cisneros, instruyó al secretario de gobierno, Sergio González Hernández, a que atienda de manera proactiva todos y cada uno de los asuntos municipales a fin de mantener la tranquilidad, el orden y la paz social.

 

Tajante, la mandataria estatal pidió al responsable de la política interna que por ningún motivo deje pendientes sin resolver, en virtud de que en este momento no es conveniente permitir desmanes políticos.

 

Los alcaldes de los principales municipios de la entidad como Tlaxcala capital, Apizaco, Huamantla, Zacatelco, San Pablo del Monte, Calpulalpan, Chiautempan y Apetatitlan buscan estrategias para contrarrestar los efectos de una crisis económica, y es que el pago de nóminas y de gastos internos los mantiene en una posición difícil, no hay dinero que alcance.

 

Los ediles esperan la llegada de los recursos económicos, en virtud que desde su toma de protesta no han ejecutado obras de sus planes, sólo han terminado pendientes que heredaron de sus antecesores.

 

Muchos de estos servidores públicos estiran el dinero público y con trabajo de gestión no han dejado de atender los servicios de limpia, seguridad, agua potable y alcantarillado, sin embargo, el dinero se agota y están obligados a velar por el bienestar de la población sin distinciones.

Ante la amenaza de conflictos municipales, la gobernadora no descarta la posibilidad de reunirse con los 60 presidentes municipales, con el propósito de buscar juntos soluciones a las demandas de las familias, principalmente las que tienen que ver con la salud ante la pandemia, seguridad, agua potable, campo y reactivación económica, y es que ante la llegada de la variante ómicron se esperan nuevos anuncios. Ya se verá porque el tiempo acomoda a todos en su lugar.

 

Bombazos…

Se vaticina un alza en el número de contagios por ómicron, la atención en hospitales será insuficiente que muchos pacientes se recuperaran en sus casas, se esperan anuncios por esta ola.

 

Artillería pesada…

La presidenta estatal del PAN en Tlaxcala Miriam Martínez, viene con todo a renovar a este instituto político, hasta nos dicen que ya piensa en remodelar el edificio que alberga las oficinas administrativas y operativas de la avenida Independencia de la capital. Como la ve.

 

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.