El momento muere y tú con el a cada instante.

Apura, goza, dale brillo a tus apellidos… Amen…

Pablo Hughes Reyes (Uruguay 1946).

 

LAS ELITES SON RACISTAS; ATACAN POR ODIO O MIEDO

los llamados hombres “invisibles” desde el anonimato

refugiando su cobardía y avaricia prostituyendo el humanismo, exprimiendo

trabajadores,estorbando impunemente el conocimiento social y la justicia

(porque el poder quiere “todo” a través del imposible absoluto de la corrupción…).

Por lo anterior:

No cleptocracia. No mediocridad. No nepotismo.

No sumisión. Ni exclusión.

Hermanos, no pereza, disminuir el miedo y asociarse los libertarios...!

Centro de Estudios Eduardo Galeano.

Ciencia es independencia para la democracia en la historia, educación y economía”.

 

Un saludo para madame Guevara Exupery (Fr 1956), hija predilecta de Zeus...

 

NO, NO ERES CLASE MEDIA.

Por Viridiana Ríos (VR, mexicana, analista de política; doctora en gobierno por la Universidad de Harvard y colaboradora del The New York Times) con intervenciones del P. Hughes).

 

Muchos mexicanos creen ser de clase media. La mayoría se equivoca. El 61% de la población se identifica como tal pero solo el 12% lo es (VR). VR, mas de la mitad del país vive un malentendido sobre su nivel de ingreso: los pobres equivocadamente dicen ser clase media y los ricos cómoda y encubiertamente dicen ser clase media (Hughes).

 

La realidad es que el 84% de la población no tiene seguridad laboral o un sueldo que les permita satisfacer las necesidades de su familia, pero lo niega. Negar la realidad impide tener demandas políticas concretas y votar correctamente (Hughes).

En México nadie parece ser muy honesto con su propio diagnóstico y los ricos “piensan” que son clase media. Estudios de Alice Krozer (doctora en Estudios de Desarrollo, Universidad de Cambridge en estancia postdoctoral con El Colegio de México) han mostrado que aún entre el 1 por ciento más rico del país, dos terceras partes “creen/dicen” ser clase media.

 

El mito de todos-somos-clase-media se repite en todo nivel de ingreso: mexicanos que ganan $120,000 pesos mensuales, creen que tienen un sueldo “promedio” cuando en realidad ganan más que el 90% de la nación.

 

Lo mismo sucede entre los más pobres. Considerando que el 61% de los mexicanos cree ser clase media, incluyendo dos terceras partes de los más ricos, existen al menos 43 millones de mexicanos que viven en condición de pobreza moderada pero que creen que son clase media. No lo son, porque para ser clase media necesitarían ganar mínimo $64,000 pesos mensuales, nivel salarial que solo ganan estratos bajos del 10% rico de México (y resulta insuficiente para familias de 4 miembros, Hughes).

 

No basta dejar de ser pobre para ser clasemediero. De hecho, hay 37 millones de personas que “técnicamente” no son pobres pero tienen carencias básicas de acceso a la salud, seguridad social o educación y, “la prensa y Tv insisten desde hace mas de 40 años en que “todo va bien”; que México es potencia feliz con en economías entre la democracia y libertad (cuando en realidad ha sido saqueada por Europa (1591-2018) y los EUA (1836-2018).

 

Estas falsas mediciones se deben a que la línea de pobreza de Coneval es demasiado baja: calcula que con $3,200 pesos mensuales una persona puede satisfacer todas sus necesidades, algo lejos de la realidad.

 

Para ser clase media, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Social de Evalúa de Ciudad de México, se necesita tener ingresos suficientes para satisfacer necesidades de educación, salud, servicios sanitarios, drenaje, teléfono, seguridad social, electricidad, combustible, bienes durables básicos y no trabajar más de 48 horas a la semana. En promedio, la “clase media” en México lograría esto ganando en promedio $16,000 pesos por persona (que también es insuficiente, Hughes).

 

Entre los 15 millones de mexicanos que sí son clase media recae una responsabilidad importante: entender que están en peligro de extinción y que seguirán así mientras continúen pensando que deben compartir su agenda política con los más ricos y, los ricos no los representan ni les interesa la clase media.

 

El modelo económico actual (globalizador; Pri-Pan-Prd; Hughes) no promueve la movilidad social sino el estancamiento. Durante el periodo 1982-2018 los integrantes de la clase media tuvieron probabilidad de volverse pobres, no ricos (Hughes). Los enemigos de México, no están afuera, están adentro! Por eso la clase media debe despertar y crear una agenda política propia enfrentando sus ideas equivocadas y adversarios reales.

 

Un mito importante a derrocar es la idea, ampliamente extendida de que en México los ingresos no suben por falta de educación. La realidad ha demostrado que los mexicanos han incrementado su nivel educativo sin que ello aumente sus ingresos. La productividad también ha aumentado y los salarios no; el desempleo se agravará con la robotización y se consolidara la tendencia global de concentración de la producción, el comercio y la riqueza (Hughes).

 

VR, en México educarse cada vez paga menos y por otro lado es tendencia en algunos corporativos elevar la jornada laboral y jerarquía de los jefes, pero no el salario (Hughes).

 

En parte esto se debe a que las elites se han acostumbrado a quedarse con todo el pastel. Mientras que en Estados Unidos solo se quedan con el 21% del valor agregado creado por la empresa/trabajadores, en México se quedan con el 71%.

 

Es momento de eliminar el mito de que el país tiene una grande clase media. Eso impide crear una coalición política que cambie la forma de hacer negocios causando que la clase media no crezca y permita la concentración del poder adquisitivo en puñados de familias en la Ciudad de México y ciudades de la republica que frecuentemente en ambientes de corrupción se han apropiado recursos ajenos en complicidad reiterada con el poder judicial, también nepótico, impune y multimillonario (Hughes).

 

VR, La agenda de esa nueva coalición política de “clase media” deberá entender, entre otras cosas que aumentar educación no es suficiente para crear desarrollo. Y que crear empleos formales tampoco. Se requiere promover la recuperación salarial y empujar la reforma del código fiscal para que los 60 millones de trabajadores no tengan la misma carga fiscal que los multimillonarios y ultraricos (Hughes).

 

El Estado debe crecer para invertir en servicios públicos de calidad y evitar que la clase media tenga que recurrir al pago de servicios privados, a pesar de pagar impuestos para tener acceso a servicios públicos (México es rico en recursos naturales; los gobiernos son pobres y ello se debe a las políticas financieras de la globalización en complicidad con las elites políticas y empresariales nacionales para endeudar familias y gobiernos; México paga casi 1/6 de su presupuesto total por concepto de intereses de la deuda, Hughes).

 

Entre las agendas más urgentes debe estar la eliminación de monopolios que han enriquecido a unos pocos a costa de debilitar al empresario chico. Las fortunas hechas al amparo del poder son especialmente tóxicas para la clase media (cada tienda Oxxo cierra 20 “changarros” y... se abren 3 nuevas tiendas diariamente; además, no pagaban impuestos y pagan millones de noticias falsas contra el gobierno).

 

Los gobiernos 1982-2018, fallaron al no convertirse en palanca de desarrollo/competitivo con buenos empleos y productos de calidad salvo 3,000 corporativos nacionales y extranjeros que han concentrado el 50%/PIB. Debe ser claro que generar riqueza para todos es más fácil que entregarla a unos cuantos, y luego tener que luchar para redistribuirla; tarea mas difícil enfrentándose a las elites locales en complicidad con las extranjeras (Hughes). Usted que opina…?!