La neblina se va disipando. Ahora sabemos que el caos fue inducido. Algo así como: "dejemos que el proceso mórbido los elimine".

 

Y los dejaron hacer, pero sobre todo los dejaron no hacer. Asi que hace un par de semanas, cuando Lorena los reunió y les advirtió el uso de cifras duras, de constantes evaluaciones para promediarlas y aplicarles la federal, todos como loquitos, vieron hacia atrás, notaron que   dedicaron demasiado tiempo  a celebrar el triunfo del 6 de junio, y también vieron con horror que en un par de semanas no sacarían el trabajo de casi tres meses.

 

Una forma cruel, pero efectiva de adelgazar el obeso músculo de burócratas que constituye al gobierno más votado, con 305 mil sufragios, la mayoría genuinos; otros con la ayuda de Marco Mena y sus achichincles del ITE, es convencerlos de que fallaron; que no medió ni mala voluntad y mucho menos grilla barata en su despido.

 

Los que se dedicaron a tirar rostro, a conocer un estado del México profundo y se quedaron en el intento, los que abrieron frentes a Lorena a la voz de ¡viva el cambio!, a los que les crecieron las uñas y los enloqueció el olor a carro nuevo y asientos de cuero, y a los que se enamoraron en este trecho, dando rienda suelta a sus pasiones en lugar de aplicarse a sus delicadas responsabilidades, a todos ellos el discurso de la gobernadora  de Tlaxcala les retumbó hasta sus más íntimos niveles.

 

Política pura de la 4T

 

Es decir, al contrario de partidos como el PRI, afectado por la desolación,  o Fuerza por México, que desapareció, o el Partido Socialista ¿cuál? (lo que queda de Rosalía Peredo) que también  chupó Faros, Morena ha tenido que idear mecanismos inteligentes para aminorar la carga humana en sus estructuras iniciales.

 

Claro que ese empeño redunda en salarios impensables y cargas de trabajo exageradas, pues se trata de aplicar la aburridora, no precisamente de conformar un nuevo modelo burocrático entre franciscano e improvisado para sacar como sea los primeros cuatro meses.

 

Las ansias de Gelacio Montiel

 

Las abuelas llamaban tocotinas a las muchachas inquietas que iban y venían a ver si llegaban o no las visitas. Pues ayer Gelacio, hecho una tocotina eso sí muy de traje y cabello relamido, se dedicó a supervisar la llegada de invitados al mensaje de los cien días.

 

Yo creo que lo inquieta no poder limpiar el gobierno para pura gente bien. Finalmente fue el encargado de recolectar renuncias y luego hacerse el sorprendido porque alguien filtró una... y las demás quedaron al descubierto. A todos los hicieron renunciar.

 

La razón del pánico de muchos

 

Ah pero hay otros a los que les empezó a ir de maravilla, y su problema no fue la carga de trabajo, sino la falta de tablas para desempeñar el encargo.

 

Ni siquiera se trató de niveles académicos. Aquí les calificaron habilidades para dar brillo a un gobierno híbrido: que movió más de lo humanamente manejable para asegurar el triunfo electoral, pero ahora obligado a una energica purga para no ahogarse por falta de oxígeno.

 

¿Por ejemplo: cuánto ganan los que andan bien mareados?

 

Nada más chequen: los de angora perciben entre 80 mil y más de 114 mil varos cada mes. Pues como no les a a subir el colesterol si de un día para otro comenzaron a guizar con manteca.

 

En Oficialía Mayor de Gobierno (OMG) el mero machuchón le anda pegando a los $114 mil 483.14 pesos.

 

En la misma dependencia, los jefes de departamento (Armando Muñoz, Jesús Núñez, Verónica Palacios) perciben 37 mil 575.46 pesos cada uno, y en el caso de Steve Esteban del Razo Montiel, quien ocupa el mismo cargo, él tiene una percepción de 51 mil 226.96 pesos, ¿y eso por qué?

 

En Prensa de gobierno la titular se embolsa algo así como, 85 mil 457 pesos al mes; mientras que su secretaria particular recibe 29 mil 913 pesos, 7 jefes de departamento cada uno percibe 29 mil 913 pesos, y 2 directores 44 mil 138 pesos cada uno... ¡asuu!

 

En Segob, el inmoral titular le pega a los 74 mil 700.12 pesos al mes; directivos como el ex consejero electoral Mario Cervantes, o el muy honesto de Baldemar Cortés, perciben 38 mil 145.45 pesos cada uno.

 

Como coordinador distritales el ex edil de Tetlanohcan Antonio Mendoza Papalotzi recibe al mes 25 mil 745.55 pesos; y el jefe de departamento y ex funcionario electoral, Francisco Conde Méndez, 25 mil 745.55 pesos.

 

En el caso de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) Luz María Vázquez Ávila, percibe mensualmente 85 mil 457.6 pesos.

 

La Secretaria de Turismo, la titular Josefina Rodríguez Zamora anda por los 75 mil 457.6 pesos.

 

Vean el contraste en el Instituto Estatal de la Mujer (IEM), la directora, la ex perredista, Margarita Cisneros Tzoni, percibe mensualmente 16 mil 726.18 pesos.

 

En la Coordinación de Radio, Cine y Televisión de Tlaxcala cuya titular es Elia Sánchez se pecha con 74 mil 700 pesos, monto mensual bruto (pues que invite)

 

El director de la Comisión Estatal del Agua en Tlaxcala, su director y delegado nacional del PVEM Jaime Piñón Valdivia, percibe mensualmente 35 mil 902 pesos.

 

Prometo seguir con la nómina actualizada, pero por tiempo y espacio aquí  la dejamos.