El senador Ricardo Monreal propone una iniciativa para que se garantice atención integral para las mujeres que pierden a un hijo durante el parto, o el puerperio, que es una experiencia devastadora.

 

REAK2.JPG - 35.05 kBEl presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado explicó, mediante una iniciativa, que en México no existen pautas generales para brindar atención para salvaguardar el bienestar físico, psíquico y emocional a las mujeres que sufren esta tragedia.

 

Se requieren, explicó, pautas generales para brindarles atención especializada y estandarizada, por ello propone reformas a la Ley General de Salud, la Ley Federal del Trabajo y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado para que nuestro país cuente con los elementos legislativos y protocolarios en esta materia.

 

El líder de la mayoría en el Senado busca garantizar la atención integral y multidisciplinaria en relación con la muerte fetal y perinatal.

 

Monreal Ávila propone que se incorporen permisos de duelo a madres y padres trabajadores por muerte fetal o perinatal de sus hijos y que sean, de al menos cinco días laborables con goce de sueldo, independientemente del tiempo de servicio.

 

El legislador señala que las mujeres deben obtener información suficiente, clara, oportuna y veraz en materia de lactancia, de inhibición fisio o farmacológica y de donación de leche humana.

 

Monreal Ávila destacó que es fundamenta abordar tanto las causas de la muerte fetal y perinatal, como evaluar multidisciplinariamente la exposición al estrés y trastornos físicos y psicológicos que enfrentan las mujeres y su núcleo afectivo o de confianza durante el proceso de duelo.

 

En la iniciativa contempla la obligación de las autoridades sanitarias de proveer capacitación al personal profesional, auxiliar y técnico de la salud, para abordar la muerte fetal y perinatal.

 

Así mismo reconoce el derecho al acompañamiento de las mujeres, por lo que establece que, durante el trabajo de parto, posparto y puerperio, tendrán derecho a ser acompañadas por la persona de su confianza y elección.

 

Ricardo Monreal consideró que las autoridades sanitarias, educativas y laborales, en sus respectivos ámbitos de competencia, apoyen y fomenten las acciones para abordar, con sentido ético, respetuoso y humanitario, la muerte fetal y perinatal.