Laboró en el IMSS a partir de 1965 como jardinero, años más tarde en limpieza de áreas de pista y control de plagas en el Centro Vacacional IMSS-Oaxtepec.

 

LONGE2.JPG - 30.22 kBEl 19 de enero el Instituto cumple 79 años al servicio de sus derechohabientes. A la fecha se encuentran vigentes más de 305 mil jubilados y pensionados.

 

El señor Maurilio Rodríguez Ocampo es el ex trabajador más longevo en la historia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a la edad 110 años, de los cuales más de 20 de ellos de trabajo en la institución a la que hoy recuerda con agradecimiento y nostalgia, y de la que recibe una pensión por edad avanzada.

 

En 1965 comenzó su trayectoria institucional como jardinero en el Centro Vacacional IMSS-Oaxtepec, a tan solo un año de su apertura; más tarde laboró en el área de limpieza en el Estadio Olímpico y continúo en control de plagas para eliminar crías de zancudo y animales ponzoñosos en todas las instalaciones.

 

Don Maurilio nació en 1911, es originario de la localidad de San Pedro Chichila, en Taxco, Guerrero; desde niño vivió en Yautepec, Morelos, municipio al que sus papás se trasladaron porque eran trabajadores del campo y también vendían carbón.

 

Cuenta que su niñez fue difícil pues transcurrió mientras se desarrollaba la Revolución Mexicana; tampoco pudo tener una preparación educativa, por lo que sus primeros trabajos fueron la siembra del algodón, frijol, maíz y papa. “Aquí encontré a mi esposa, me casé y aquí nacieron todos mis hijos”, recuerda.

 

Años más tarde, tuvo la oportunidad de ingresar al IMSS mediante un convenio que establecieron el municipio, un banco y el Seguro Social, primero como trabajador eventual y posteriormente fue contratado para ejercer labores de jardinería; en este tiempo recibió cursos y capacitación por parte del Instituto, incluso para brindar primeros auxilios.

 

También llegó a brindar apoyo a otras instalaciones del Seguro Social en La Malinche (Tlaxcala), Apizaco y Zihuatanejo, algunas ocasiones trabajó más allá de su horario y en fines de semana, pero siempre con mucho entusiasmo y agradecido con la institución que le abrió las puertas para tener un trabajo estable.

 

“Ya nos daban nuestros centavitos, era un sueldo seguro, ya no era un trabajo de mañana no hay, tenía sus prestaciones y para curarse con el médico”, recordó.

 

Después de muchos años, don Maurilio regresó a las instalaciones del Centro Vacacional IMSS-Oaxtepec donde laboró por más de dos décadas y lo hizo acompañado de su hija, la señora María Magdalena Rodríguez, de 72 años, también ex trabajadora y jubilada del Seguro Social.

 

Señaló que otro de sus hijos laboró en el Instituto y también dos de sus nietos, en el hospital del IMSS en Cuautla, en el área de Conservación. “Siento muy bonito porque tienen un trabajo seguro. A mí me dio mucha experiencia en todo lo que me enseñó y aprendí del Seguro Social”, enfatizó.

 

A las nuevas generaciones de trabajadoras y trabajadores les recomienda cuidarse entre todos, tener confianza, ejercer principios de honradez y nunca hacer menos a una compañera o compañero, “es como la herencia que se deja a un hijo”.

 

El 19 de enero el Instituto cumple 79 años al servicio de sus derechohabientes y a lo largo de este periodo, su personal en las diversas categorías de salud y administrativa ha sido pieza fundamental para brindar salud y seguridad social a millones de mexicanos.

 

En la actualidad, son 13 las y los jubilados y pensionados con más de 100 años de edad que actualmente reciben una jubilación por años de servicio o pensión por edad avanzada. A la fecha se encuentran vigentes más de 305 mil jubilados y pensionados.

 

Como asegurados tienen derecho a las prestaciones del Seguro Social y como trabajadores del Instituto acceden al Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP), que es un plan jubilatorio complementario al de la Ley, y que establece cuantías de pensiones superiores a las que les corresponderían a los trabajadores asegurados del IMSS.