Como parte de la Transparencia Proactiva, el INAI trabajó con las Secretarías de Salud y de Relaciones Exteriores en micrositios con información de interés sobre emergencia sanitaria: Comisionado del INAI

    

Participó en el foro virtual El derecho de acceso a la información en el México actual. Perspectivas en medio de la pandemia y de cara a la segunda mitad del sexenio

 

Durante la pandemia por COVID-19, la información, como un derecho llave que permite el ejercicio de otros derechos, se volvió un asunto fundamental para la población, aseguró el Comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Oscar Guerra Ford, al participar en el foro virtual El derecho de acceso a la información en el México actual. Perspectivas en medio de la pandemia y de cara a la segunda mitad del sexenio, organizado por el Senado de la República.

 

“Nos queda clarísimo que la información se volvió un asunto fundamental, que la información es un derecho llave que permite el ejercicio de otros derechos, entre ellos uno fundamental que es el de la salud y yo diría que el derecho a la vida en estos momentos”, aseveró.

 

En su intervención en la mesa “La transparencia y el empoderamiento del acceso a la información, en el México azotado por la pandemia”, el Comisionado Guerra Ford compartió que durante esta etapa de emergencia sanitaria la población se vio en la necesidad de permanecer confinada en sus casas y no asistir a sus lugares de trabajo lo que trajo consigo, por ejemplo, la suspensión de términos en el acceso a la información.

 

“Lo que también es cierto es que la información que se requiere en un asunto como una pandemia es una información que debe tener la característica de ser expedita, ser inmediata, ser entendible, ser veraz, ser oportuna. Y si yo voy a hacer una solicitud de información para ver a dónde está el hospital COVID a donde yo puedo llevar a mí pariente o puedo ir yo, y me van a contestar en 15 días, esta información ya no me va a servir porque igual y mi pariente ya falleció”, advirtió.

 

En este contexto, Guerra Ford indicó que gente priorizó su cuidado a la salud y el de su familia, además de mantener alguna fuente de ingreso que le permitiera sobrevivir en el confinamiento. Evidentemente, estas preocupaciones llevaron a que la presentación de solicitudes de información disminuyera; en 2019, a nivel nacional, se registraron 532 mil en seis meses; para el año 2020, 471 mil, lo que representó una caída del 22 por ciento. Y en el primer semestre de 2021, ya van 477 mil, lo que significa un crecimiento.

 

El Comisionado Guerra Ford dijo que una enseñanza que nos está dejando la pandemia es la transparencia proactiva, “hay que insistir y convencer a las unidades de transparencia de su utilidad y de cómo esto les puede ir descargando trabajo en solicitudes, si hacemos bien las cosas el sujeto obligado y el INAI; porque el INAI debe acompañar a los sujetos obligados; el INAI no es solo para sancionar, eso debería ser lo último, no es para regañar, no es para llamar la atención, sino para acompañar, apoyar y ayudar a los sujetos obligados, porque si los ayuda y ellos hacen bien su papel el que gana al final es el ciudadano”, manifestó.

 

Como parte de estos ejercicios de transparencia proactiva, Guerra Ford sostuvo que el INAI trabajó con las Secretarías de Salud y de Relaciones Exteriores, para ofrecer a la población sitios donde puedan ubicar información de interés para entender y enfrentar la pandemia.

 

La Senadora Eunice Renata Romo Molina refirió que la pandemia nos mostró la valiosa necesidad de estar bien informados; el COVID-19 vino a fortalecer el esfuerzo de las instituciones en materia de transparencia, pues nuestro gobierno y los del todo el mundo no esperaron a que la ciudadanía preguntara cómo actuar frente a una crisis de salud o hicieran una solicitud de información, sino que la información se generó casi en tiempo real, de manera confiable y veraz. “El ejercicio de la transparencia proactiva no esperó a que surgiera una solicitud de información, sino que generó información útil y accesible a cada sector de la población, además de que sirvió para construir ciudadanía”, apuntó.

 

La Senadora Nuvia Mayorga Delgado señaló que en la actualidad existe la necesidad de discutir la relevancia de los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, con el objetivo principal de disminuir el riesgo de corrupción en distintos ámbitos de la acción pública y la toma decisiones. Destacó que, ante la pandemia, la ciudadanía requiere tener acceso a información veraz y oportuna; en ese contexto, mencionó la relevancia del INAI como organismo autónomo “creado por y para la ciudadanía, que constituye un puente entre las personas y las autoridades para asegurar que se garanticen los derechos humanos de acceso a la información y la protección de los datos personales”, razón por la que hay que fortalecerlo, advirtió.

 

Ricardo Salgado Perrilliat, Secretario técnico de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción, comentó que en la actualidad la ciudadanía se ha empoderado y se sigue empoderando después del tema de la pandemia. “Hoy tenemos instituciones de cualquier naturaleza […] tenemos información proactiva, transparente y activa del tema de la pandemia; tenemos ruedas de prensa y muchas herramientas para poder acceder a la información que requerimos”, afirmó al destacar que el INAI es una institución muy valiosa para el Estado mexicano. 

 

Julio César Bonilla Gutiérrez, Comisionado Presidente del INFO CDMX y Coordinador de los Organismos Garantes de las Entidades Federativas del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), externó que es claro, incluso antes de la pandemia y aún más en este periodo de emergencia, que el derecho de acceso a la información pública no solo incide en el empoderamiento de las personas al posibilitar el ejercicio de otras muy diversas libertades y derechos humanos, “sino además, las certezas que puede prever la gente en situaciones de crisis o emergencia, ayudan preservar la salud y la vida de las personas”, planteó. 

 

La moderación de la mesa estuvo a cargo de Felipe García López, Director de Obligaciones de Transparencia de la Unidad de Transparencia del Senado de la República