La jefa capitalina aseguró que no le molesta el término “corcholatas”, mismo que ha usado el presidente López Obrador para hablar de las personas que podrían sucederlo en el 2024.

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que ya está preparada para ser presidenta de México en el 2024, pero como lo ha hecho en otras ocasiones, dijo que por el momento está concentrada en la Ciudad de México y que “ya habrá tiempo” para otros temas.

 

Además, criticó a la oposición por no tener propuesta para competir contra la Cuarta Transformación; lo que sí tienen, dijo, es “odio en el corazón… Lo vimos recientemente con Jesús Ernesto y las críticas que hubo en redes sociales”, en referencia al hijo menor del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Un día después de su participación en el acto masivo de Morena en Coahuila, Sheinbaum Pardo fue cuestionada si está preparada para dirigir al país en el 2024, a lo que contestó: “Claro que estamos preparados, pero ya habrá su tiempo para todo… Ahorita estamos evidentemente viendo el Metro y atendiendo a la ciudad”.

 

La mandataria local reiteró que ya es tiempo de las mujeres, pero matizó: “es tiempo de las mujeres en todos sentidos, ya ni debería de ser una pregunta que nos hiciéramos si las mujeres pudieran ser ingenieras, astronautas, abogadas; cualquier puesto estamos capacitadas para hacerlo y es algo muy importante para el país y para el mundo entero cómo las mujeres vamos tomando distintos espacios en la vida pública, en la vida profesional”.

 

Luego, aseguró que no le molesta el término “corcholatas”, mismo que ha usado el presidente López Obrador para hablar de las personas que podrían sucederlo en el 2024.

 

“Es una manera de… en vez de hablar de destape, pues se habla de corcholatas. Entonces, no lo veo mal, es algo que lo utilizó el presidente de la República y es una manera de mencionar que se acabó aquella… el estilo del tapado que existió durante mucho tiempo”.

 

 

 

Oposición, con odio y sin propuesta

A propósito del mitin de Morena en ayer en Coahuila, Sheinbaum comentó que “fue un muy buen evento” en el contexto del proceso para renovar gubernatura en el Estado de México y Coahuila.

 

Y agregó: “estos eventos que estamos haciendo son eventos de unidad, preparatorios y yo creo que le va a ir muy bien a nuestro movimiento en los dos estados”.

 

Ante la falta del canciller Marcelo Ebrard, debido a que tiene covid-19, Sheinbaum Pardo le envió un mensaje: “Le mandamos un saludo a Marcelo, por cierto, que tiene covid, esperemos que se recupere muy pronto, ya”.

 

La mandataria local aprovechó el micrófono para criticar a la oposición, la cual, dijo, no tiene propuesta y sí odio. De paso, se subió discretamente al tema de las críticas por el aspecto físico de Jesús Ernesto, el hijo menor del presidente Andrés Manuel López Obrador:

 

“Nuestros adversarios no tienen propuestas, lo vimos recientemente con Jesús Ernesto y las críticas que hubo en redes sociales. Lo que tienen es odio, odio en el corazón, odio en la mente, ya no saben ya ni qué decir”, dijo.

 

Agregó que “la única manera en que nuestro movimiento no avance es que nosotros nos dividamos y se van a quedar con las ganas porque eso no va a ocurrir”.