López Obrador señaló que hay organizaciones internacionales que no son honestas, luego de que la FAA mantuvo la degradación de categoría aérea para México.

 

Sin dirigirse directamente a la Administración Federal de la Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés), el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró este viernes que algunas organizaciones internacionales no son honestas y actúan subordinadas a intereses creados.

 

“Debe también tomarse en cuenta que no todas las organizaciones internacionales son honestas. En todos los ámbitos. Cuando se estaba discutiendo lo del espacio aéreo y decían que no podía mantenerse el aeropuerto de la Ciudad de México ni el de Santa Lucía, al construirse el nuevo aeropuerto, porque había invasión del espacio aéreo, la asociación más famosa del mundo estaba actuando de manera facciosa, no profesional”, expuso el mandatario federal en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

 

Esto, luego que ayer, la FAA decidió mantener la degradación de la categoría a 2 de seguridad aérea mexicana tras concluir que el gobierno federal no logró solventar 28 observaciones en siete auditorias.

 

De acuerdo con el regulador estadounidense, México no pudo ser concluyente en aspectos relacionados con las leyes aeronáuticas, presupuesto y demás recursos financieros, la contratación de personal adecuado y un tabulador adecuado a las necesidades.

 

Además, de certificación y vigilancia y la operación de otros sistemas técnicos y de inspección aérea.

 

Al respecto, el jefe del Ejecutivo federal sostuvo que su gobierno hará todo lo posible para solventar los requisitos impuestos por la FAA.

 

“Se está haciendo una revisión, se esta cumpliendo con todos los requisitos y espero que no vaya a ver ningún problema, se aprovechan, hay muchos intereses, desde luego los que no nos quieren y están molestos porque no se construyó el aeropuerto en el Lago de Texcoco, no se les pasa el enojo.

 

“Estamos buscando dar respuesta a todas las peticiones que nos hacen, debe tomarse en cuenta que no todas las organizaciones internacionales son honestas, en todos los ámbitos”, añadió.

 

El pasado 25 de mayo, la FAA degradó a México a la Categoría 2 del Programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA), acción por la que el gobierno federal se comprometió a recuperar la categoría 1 en cuatro meses, pero ha pasado más de un año.