El jugador debutó con el Rebaño Sagrado en 2007 y permaneció hasta 2010, para irse con los Jaguares de Chiapas. Posteriormente regresó a Chivas.

 

GUADALAJARA, Jal. (apro).- La Fiscalía de Jalisco confirmó, con un dictamen genético, que el cuerpo calcinado al interior de la cajuela de un vehículo corresponde al del exjugador de las Chivas, Antonio “Hulk” Salazar Castillo, de 33 años.

 

El domingo 8 de mayo, Bomberos de Tonalá llegaron a Periférico Oriente y avenida Guadalupana, en la colonia Colinas Universidad, para apagar a un vehículo Cavalier, modelo 2018, color blanco, que se incendió.

 

Tras apagar el fuego, encontraron el cuerpo. El padre del exfutbolista mencionó que el auto con placas JPG8527 era de su hijo, y que había sido robado ese mismo día.

 

La fiscalía mencionó que hoy recibió por parte del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses los dictámenes genéticos, los cuales corroboran que se trata de Antonio.

 

Familiares del exjugador acudieron a la fiscalía para tratar de identificarlo, pero por las condiciones del cuerpo no fue posible, por ello se solicitaron los periciales genéticos.

 

La dependencia estatal reporta que la investigación ya cuenta con algunos avances, y “se sigue trabajando con la finalidad de esclarecer los hechos”.

 

El jugador debutó con el Rebaño Sagrado en 2007 y permaneció hasta 2010, para irse con los Jaguares de Chiapas. Posteriormente regresó a Chivas.