“Sin importar que detrás de estos hechos pudiera haber una aparente motivación humanitaria, es fundamental recordar que nin~as, nin~os y adolescentes son titulares de derechos y que es obligación del Estado, y de sus representantes, velar por estos derechos", expresó la organización

 

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).–La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) solicitó al gobernador de Nuevo León, Samuel García y a su esposa, Mariana Rodríguez, titular de la Oficina “AMAR a Nuevo León”, no cosificar ni revictimizar a niños en adopción.

 

Este fin de semana, la pareja obtuvo un permiso para convivir con un menor con discapacidad del DIF Capullos, durante un fin de semana.

 

“Sin importar que detrás de estos hechos pudiera haber una aparente motivación humanitaria, es fundamental recordar que nin~as, nin~os y adolescentes son titulares de derechos y que es obligación del Estado, y de sus representantes, velar por estos derechos en primer término”, expresó Redim en un comunicado este domingo.

 

"Este bebé está bajo responsabilidad jurídica del DIF local y precisamente por ello no puede ser expuesto de ninguna forma, pues se le revictimiza", refirió.

 

"Será muy importante conocer cuál es la valoración que se haga sobre la protección de este niño a vivir en familia, a no ser revictimizado ni usado un fin de semana para generar beneficios en términos de popularidad y en redes sociales monetizadas", refirió la ONG.

 

La Ley general de derechos de niñas y niños prohíbe en sus artículos 68 y 80 la difusión de imágenes de niñez y se llama la atención en especial cuando son víctimas.

 

Indicó que deberá investigarse el caso, así como el beneficio mediático y económico detrás de la "adopción" del menor.