El gobierno del estado atendió nuestras peticiones para la edificación para captar el vital líquido que tendrá una inversión cercana a los $4 millones, dice director de Capao

 

(Karla Muñetón) El gobierno del estado apoyará a la comunidad de Ocotlán, municipio de Tlaxcala, con la perforación y construcción de un nuevo pozo de agua potable que les permita paliar las complicaciones que han tenido con ese servicio.

 

José Antonio Hernández Coca, director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Ocotlán (Capao), informó que obtuvieron el apoyo de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros para la construcción de esa infraestructura para captar el vital líquido, pues con los tres existentes ya no es suficiente.

 

Y es que explicó que ese nuevo pozo, que estará ubicado en Tlacomulco, podría dotarlos de hasta 25 litros por segundo, una cantidad superior a la que actualmente ofrecen los otros tres: el del Potrero da 16 litros por segundo, el que está en las oficinas de la Capao da de 18 a 19 litros por segundo y el que también está en Tlacomulco da 15 litros.

 

Aunque no hay una fecha determinada para la conclusión del pozo, los integrantes de la Capao confían en que quedará culminado este año, pues por el momento está en trámite, y atienden las solicitudes y requisitos que establece la Comisión Nacional del Agua y la Secretaría de Infraestructura del estado.

 

Hernández Coca detalló que los trabajos consistirán en perforar el pozo, colocar toda la infraestructura (como tablero para control de la bomba, la bomba, trasformador y tubería) y conectarlo a la red de agua potable de Ocotlán para que funcione y el servicio beneficie a la población.

 

Añadió que no existe un monto exacto de lo que el gobierno invertirá para la ejecución del proyecto, pero que con base en presupuestos iniciales será de aproximadamente cuatro millones de pesos.

 

Explicó que, según los cálculos, con ese nuevo pozo tendrán un abato de hasta 25 litros por segundo, pero aclaró que depende de las fuentes de mantos acuífero que encuentren al momento de hacer la perforación.

 

“Nos comentan que por las venas que bajan de la Malinche, los escurrimientos, puede encontrarse suficiente agua, ya hicimos el estudio, ya se pagó y entregó, y ahora estamos haciendo la compra del terreno para que ahí quede ubicado”, expresó.

 

Finalmente, indicó que como el nuevo pozo estará donde ya hay uno, el proyecto sería una reubicación y el que actualmente está en uso sería cancelado, por lo que harán la petición para que siga ofreciendo servicio, para mayor beneficio a la población.