Utilizar cubrebocas, lavarse frecuentemente las manos y no acudir a lugares concurridos.

 

AMBAR2.JPG - 21.36 kBSus familiares, si alguien tiene molestias gripales, mantenerse lejos de ella

 

El doctor Arquímedes Díaz Parra, coordinador de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala recomienda a las mujeres embarazadas mantener un control médico puntual, y no dejar pasar más de un mes sin acudir a consulta con su médico familiar. Si tuviera alguna molestia, ir al médico antes de la fecha de la consulta.

 

“Es importante que acudan a todas la citas que otorga el médico para que juntos vigilen la evolución del embarazo y detecten a tiempo cualquier complicación, así como aplicar las vacunas contra tétanos, influenza y COVID-19”, subrayó el especialista.

 

Detalló que es importante redoblar esfuerzos de seguridad e higiene durante la pandemia por COVID-19, usar cubrebocas que cubra desde la base de la barbilla hasta la nariz, para que se impida el paso libre de las gotitas respiratorias o de flügge (de saliva o de moco, de la boca o de la nariz) que es expulsado al hablar, estornudar, toser o respirar; evitar acudir a lugares cerrados o concurridos, lavar las manos con agua y jabón o realizar una higiene de manos con alcohol gel al 70 por ciento.

 

“Es importante seguir una estricta rutina de higiene personal, para evitar enfermedades, particularmente en las manos, se debe evitar tocar manos, nariz o boca, ya que estás pudieron haber estado en contacto de superficies contaminadas, se debe dar un baño diario, utilizar ropa holgada (de preferencia de maternidad) y, zapatos cómodos con tacón ancho no mayor a 3 cm de altura, evitar fumar o estar en contacto con humo de tabaco”, comentó el coordinador.

 

Durante el embarazo, la higiene bucal juega un papel importante, ya que la boca puede ser un foco de infección e, incluso provocar que nazca el bebé antes de tiempo, por ello se recomienda, cepillarse los dientes después de cada comida y antes de dormir, acudir al dentista para valorar la salud bucal, detectar caries, infecciones  u otros problemas. 

 

El coordinador de Salud Pública recomendó no recibir visitas en casa o solo a quienes acudan con cubrebocas y apliquen las medidas de protección contra la COVID-19, así como guardar la distancia de 1.5 metros con todas las personas, sean familiares o no.

 

Mencionó que la alimentación de la mujer embarazada es la clave del éxito, por lo que los alimentos deben aportar los nutrimentos suficientes para que el bebé se desarrolle adecuadamente, además de elevar el sistema inmunológico para tener un embarazo saludable.

 

“Comer sanamente no significa comer por dos, ni consumir el doble de comida. Se requiere comer sano, variado y equilibrado, al realizar cinco comidas durante el día, tres principales y dos colaciones, que incluye una porción de los tres grupos de alimentos en el desayuno, la comida o la cena y, en la colación frutas y verduras”, precisó Díaz Parra.

 

Es importante mantener una buena hidratación, por lo que el especialista recomendó consumir por lo menos dos litros de agua al día, así como evitar comer mariscos o carne, crudos; nada de frituras, néctares, aceite, grasas en exceso y alcohol.

 

Para contribuir a un mayor bienestar, es necesario que las mujeres embarazadas sigan las indicaciones del médico familiar a cargo de su atención; deberá evitar automedicación de fármacos, suplementos o remedios que no cuenten con el visto bueno de su médico, ya que pudieran ser contraproducentes para el buen éxito de su embarazo.

 

“Después del parto, y como medida de prevención de contagio del SARS-CoV-2, es imperativo no relajar las medidas de seguridad e higiene, para romper las cadenas de contagio, por lo que se deberá evitar exponer al bebé a caricias, besos de familiares o amigos que realicen visitas a la casa para conocerlo”, acotó Díaz Parra.

 

Finalmente, puntualizó que para que el bebé tenga una alimentación saludable, recomienda la leche materna exclusiva en los primeros seis meses de vida, ya que  proporcionará todos los nutrientes que el recién nacido necesita para generar sus propias defensas.

 

---oo0oo---