La cantante reconoce que este disco es una ventana a su alma y muestra su entereza como persona

 

El número 13 es cabalístico para Gloria Trevi. Es una cifra que la ha acompañado en momentos clave de su vida, por lo que “Isla Divina”, su reciente material, guarda especial significado en su carrera, ya que es el álbum número 13 que publica. La estrella conversa con EL INFORMADOR sobre la salida de este proyecto y también del próximo concierto que ofrecerá con Mónica Naranjo, en el Auditorio Telmex, el 14 de julio, entre otros temas.

 

“El número 13 para mí es muy emblemático, porque yo perdí a una de las personas que más he amado en mi vida un día 13, se me fue al cielo… un día 13 yo fui a la cárcel, o sea, el número ha sido muy fuerte en muchas situaciones de mi vida, pero me he dado cuenta con el paso de los años, que las cosas malas para los que amamos a Dios, son para nuestro bien, aunque a veces no lo entendemos. Ahora este número ya no lo entiendo como malo, sino como algo que me hace evolucionar”.

 

Expresa que el día que perdió su libertad, realmente estaba empezando a recuperarla, “pero a veces no te das cuenta en el momento en el que lo estás viviendo. Y hablando de esto tan profundo, ‘Isla Divina’ está en nuestro interior, porque suena y cualquiera dice que son ‘unas vacaciones’; sí, pero son unas vacaciones del dolor, de las cosas que nos lastiman y que nos hacen daño, sea que nosotros las provoquemos o las provoque algo de afuera. Y la isla divina es esa luz que nos puede dar la esperanza, que hace que si tú aguantas cualquier situación que estés viviendo y que no te hace feliz, al día siguiente te estás riendo y te das cuenta de que todo se puede superar. Y estoy en eso, el número 13 para mí es un número de evolución”.

 

Con la salida de esta placa, también lanza el sencillo “Él se equivocó”, un tema muy sentimental que buscar ganarse el gusto del público. Señala sentirse agradecida por el recibimiento que han tenido los sencillos que ya se han publicado: “Ensayando cómo pedirte perdón”, “Demasiado frágiles”, “Grande” con Mónica Naranjo, “Nos volvimos locos” con Guaynaa y “La recaída” con Timo Núñez.

 

“Me siento en una etapa de gratitud enorme, creo que he sido sobreviviente del desamor, de la falta de libertad, de la pandemia… ahora estamos en una guerra, y me siento agradecida de tener tanto trabajo y de que haya tanta gente que me abraza y que yo puedo abrazar con mi música. Me siento bendecida y con una gran responsabilidad de llevarme a la gente a ‘Isla Divina’ porque está dentro de sus corazones y el mío, y ese viaje es para que se vayan dentro de ustedes mismos y vean que hay una chispa que es una luz potente que hace que no perdamos ninguna batalla si no nos rendimos”.

 

Contra la adversidad

 

De hecho, Gloria es una guerrera enfrentando adversidades y habladurías. “Después de 20 años de que salí de una cárcel espantosa y después de que sufrí 17 años con un depredador desde que yo tenía 15 años, imagínate que 20 años después de demostrar con mis hechos que soy una persona amorosa, productiva, que hago música, que tengo una familia, que le doy empleo a personas, salen y me atacan y dicen cosas y todo…. Y como cualquier ser humano, con pandemia y todo, pues obvio que sientes feo y te rompes, te vuelves frágil… pero ahí está mi lucecita, mi isla divina, y no me rindo, y no me rindo”.

 

Expresa además que se le recrimina por hablar sobre lo que viven las mujeres a diario, pero destaca que ella habla desde la experiencia de ser una sobreviviente. “Nos quieren quitar la voz (si lo viviste) y también te la quieren quitar si no lo has vivido. Pero lo importante es seguir protestando y alzando la voz, seguir luchando, y creo que hemos avanzado muchísimo. Cuando yo empecé mi carrera, decir que una mujer valía por algo más que la virginidad era un pecado y un tabú enorme, y ese tabú lo hemos roto, lo hemos tirado, no digo que completamente porque hay mucha comunidades y lugares en donde todavía se tiene que trabajar mucho, pero ya ha habido una mejoría para todas”.

 

Gloria Trevi cuenta su experiencia con la menopausia

Llena de vida, colores y nuevos sonidos, de aspecto radiante y saludable, la “Trevi”, una guerrera sobre los escenarios, sabe que todavía hay grandes batallas en el horizonte por luchar. Una de ellas, es que ahora ella tiene que luchar contra el tabú de la edad, “que porque una mujer ya no vale porque le dio la menopausia, por ejemplo, y también contra ese tabú me voy a pronunciar y voy a seguir luchando”.

 

La promesa y las ganas de seguir brillando la mantienen con el corazón lleno.

 

Muy propositiva

Gloria siempre está ideando cosas nuevas para su música, reinventándose. “Soy un libro abierto, yo no trato de seguir la corriente, sino de avanzar con mi vida y lo que va surgiendo me enriquece. Lo importante es ser auténtico, yo por ejemplo, me alimento mucho de la música que oyen mis hijos, sus amigos, mis amigas, de lo que escucho yo y de lo que me informo, pero lo más importante es lo que me va surgiendo a mí. Me gusta lo que hago, cuando estoy haciendo una canción, me emociono, me apasiono, y cuando estoy en un escenario defendiéndola, la gente lo siente, porque no estoy cantando algo que me impuso una disquera”.

 

Un show para “Valientes”

Sobre el espectáculo que ofrecerá con Mónica Naranjo llamado “Valientes” donde el 7 de julio estarán en la Ciudad de México y el 14 de julio en Guadalajara, resalta: “Van a ser muy poquitos conciertos porque yo tengo que irme con mi gira de ‘Isla Divina’. Voy a Estados Unidos donde tengo más de 40 ciudades programadas y va muy bien el arranque del tour, y tengo más conciertos en México, pero este encuentro de ‘Valientes’ entre Mónica y yo, como que era una deuda, porque cuando empieza la pandemia, nosotras sacamos ‘Grandes’ y ya no pudimos promoverla, sin embargo, la canción se hizo grande sin antros, fiestas y nada, yo la canto en un concierto y la gente se enloquece”.

 

EN PANTALLA

 

Emocionada con su bioserie

Con respecto a su bioserie, destaca que el proyecto continúa su marcha. “De repente piensan que se ha tardado, pero no, lo que pasa es que mi vida son muchas vidas, son como 180 años a la velocidad de la luz y todavía falta un chorro. Entonces, es un trabajo monumental, estoy trabajando con Carla Estrada, quien es una mujer que trabaja con la excelencia y lo que sí les puedo decir es que mi serie está siendo creada desde el amor hacia las mujeres”.