La actriz mexicana participó en la exitosa serie de Netflix "El juego del Calamar"

 

Actualmente una de las series más populares de Netflix es  “El juego del Calamar”, tanto en México como en el mundo, pues la plataforma llega a 190 países; varias de sus escenas son muy virales y se han convertido en contenido esencial de memes.Y en este proyecto filmado en Corea del Sur participa la actriz y modelo tapatía Carla Fernanda Avila, quien aparece como escultura humana en el episodio siete de la serie, el cual lleva por nombre “Los VIP”.

 

Carla está intervenida por la técnica del body painting simulando la piel de un felino.  En entrevista remota vía Zoom para EL INFORMADOR, Carla cuenta cómo está viviendo todo este fenómeno que ha generado la serie.“En Corea (el proyecto) ha sido muy bien recibido, a la gente le ha gustado mucho, ha sido todo un boom, incluso decoraron toda la estación de un metro con la temática de los juegos (que se desarrollan en la serie). Entonces, la gente iba y se tomaba fotos, hacía y deshacía, estuvo interesante porque aquí todo ha sido un hitazo. En cuanto a México, me da risa que la serie apenas sale y el mexicano ya sacó 50 mil memes y está haciendo 20 mil chistes… el ingenio mexicano jamás me deja de sorprender”.

 

Carla no sabe en general cuántos extranjeros participaron en la serie, pero tiene presente al actor indio Anupam Tripathi, quien interpreta a “Ali Abdul”, y quien además es uno de los protagonistas, así como a una actriz china que participó de extra como jugadora, más los actores que participan en el capítulo “Los VIP”.

 FERNNA3.JPG - 67.74 kB

¿Cómo llegó a la serie?

 

La participación de Carla en “El juego del Calamar” fue de tres días, a ella le tocó filmar los días 4, 5 y 6 de enero de este año.

 

“Hice audición en línea. Aquí en Corea es súper raro cuando hacemos audiciones formales, muchas veces es solo con fotos, ves una publicación de un trabajo con una agencia de casting, tú ves si va con tu perfil o te conviene y aplicas tu solicitud con ellos, quienes la mandan a producción. Entonces, no quedé y volví a aplicar directamente con ellos y en la segunda ronda sí es cuando me dan el papel”.

 

Mientras rodó, resalta que no tuvo ningún inconveniente, agradece el trabajo y el respeto de la producción. 

 

“Mi problema fue con la agencia de casting, que después de trabajar, se quiso hacer tonta con los pagos y tuvimos que corretearla”.

 

En cuanto a cómo fue la experiencia de rodaje, confiesa que el staff se preocupó siempre porque la pasaran bien. “Yo estaba todo el tiempo hincada y para mí era muy cansado estar así todo el rato”, además recuerda que durante esos días hacía mucho frío, “porque aquí en Corea nieva con muchas ganas. El staff se preocupó mucho por nuestro bienestar, teníamos nuestras propias batas, y siempre que había un corte, nos cubrían, pero tampoco lo hacían mucho porque se barría la pintura”.

 

Para la realización del body painting, recuerda que el proceso era de 06:00 de la mañana a 12:00 del día, “pero no era como que las seis horas pintándonos”, pues había lapsos para descansar, “pero sí se llevaban como unas cuatro horas en pintarnos; grabábamos toda la tarde, a partir de las 13:00 horas, así los tres días”.

 

Confiesa Carla que estaba preocupada de cómo se vería en pantalla, pues fue a la única que le pidieron que se quitara los cubre pezones, “me preocupaba de que fuera a ser como demasiado sexual y me afectara en mi carrera aquí en Corea, pero de ahí en fuera, disfruté mucho la serie”.

 

Su vida en el país asiático

 

Carla reside en Seúl, la capital del país, actualmente está estudiando idiomas, el coreano esencialmente y como hobbie el chino y el japonés, a la par de desarrollarse como actriz. Ella viajó a Corea del Sur en marzo del 2017 con visa de estudiantes, pero al comenzar a adentrarse en el entretenimiento, le aconsejaron cambiar su visa y desde el 2018 oficialmente comenzó su labor en el show business en esta nación asiática.

 

La oportunidad de trabajar en esto fue a partir de “Memories of the Alhambra”, “porque necesitaba muchos hispanohablantes, porque se supone que el drama era ubicado en España, fui varias veces porque le caí bien a la gente de casting”.

 

Le dijeron que en esta área del entretenimiento podría tener éxito y así sucedió.

 

“Yo me vine a Corea con la intención de estudiar una segunda carrera, en ese tiempo conocía dos becas, pero resulta que Corea tiene más para venirte a estudiar, así que si hay más de un interesado en venirse a estudiar al país, les recomiendo que nos sigan en las redes sociales de la Red Global de Mexicanos en Corea, yo formo parte de la mesa”.

 

Antes de saber esta información, Carla estuvo como empleada en trabajos de medio tiempo para poder solventar sus gastos en ese país.

 

“Yo quiero asentarme aquí en Corea y ser como Salma Hayek en Asia, que mi casa sea esta, pero viajar a China, Japón, India o México. Y aunque todavía me falta un buen camino por aquí, yo creo que sí es posible con mucho trabajo y esfuerzo”.

 

En Guadalajara, Carla estudió la carrera de Ingeniería Financiera, “tenía una vida muy resuelta y buena, no voy a decir que no”, pero cuando se graduó, no encontraba su lugar, se sentía frustrada, así que emprendió el vuelo y llegó a Corea.

 

¿Qué proyectos vienen?

 

A partir de que su trabajo en la serie de “El juego del Calamar” ha sido viral, resalta Carla que de momento no se han acercado de alguna producción de México para invitarla a trabajar, “pero ojalá me llegue. Sin embargo, ya tengo trabajando un proyectito desde marzo, pero fuera de él no ha llegado otra invitación, pero yo encantada de viajar y trabajar en mi querida tierra, lo único que pido es que me dejen llevar a mis gatos, no al set, pero sí conmigo”.

 

Sobre el proyecto en México en desarrollo, comparte que se quiere hacer un documental sobre el jamboree, el cual es el evento más grande de los boy scouts y en el 2023 se realizará en Corea, “quieren que yo sea la MC (maestra de ceremonia) y es grabar cómo se preparan, unos tres o cuatro episodios en México y otros en Corea. Entonces, es un proyecto a largo plazo, pero estamos trabajando en ello”.

 

Otros proyectos donde el público puede ver a Carla en acción es en “Barrenderos espaciales” en Netflix donde interpreta a la villana “Camila”. También en Netflix Corea está en el programa de televisión “Extranjeros de Corea del Sur”, ha estado en cinco episodios, además participa en comerciales y hace cameos en varios dramas que se transmiten en el país.