A 15 días del regreso a clases presenciales en escuelas del país, la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia A. C. (FENAPAF), a través de sus agremiados, supervisa que se realice una correcta desinfección de salones de clases, con el propósito de evitar que químicos o equipos utilizados para el proceso sean inservibles.

 

La presidenta de la FENAPAF, Aurora González de Rosas, subrayó que, con el apoyo de los padres y madres de familia agremiados a la federación, se está constatando que los procesos de desinfección en escuelas sean los idóneos, supervisando si las empresas que se contratan para tal efecto, cuentan con el aval necesario de parte de autoridades sanitarias.

 

Dentro de la supervisión encaminada al uso de químicos que realmente desinfecten los espacios de uso público, padres de familia destacan el estudio dado a conocer por el Doctor Conrado Polanco Ortiz, Gerente de Relaciones Médicas de la empresa Esteripharma.

 

El especialista refiere que la primera clave para contar con un buensistema de desinfección es constatar que el producto que se distribuye cuente con las correspondientes regulaciones y registros sanitarios establecidos por la COFEPRIS.

 

Asimismo, se recomienda que el producto sea de amplio espectro, es decir, que no solo elimine de forma superficial, sino que también se encargue de bacterias, virus, hongos y esporas.

 

También se debe observar que la sanitización cuente con un uso prolongado, lo que se traduce es que por más ocasiones que se utilice no genere consecuencias negativas.

 

El químico también deberá ser inocuo, lo que significa que no provoque resequedad, irritación, ardor o alergias y finalmente debe ser de acción rápida, lo que representa una efectividad en un lapso no mayor a 30 segundos.

 

Aurora González informó que se tiene estrecha comunicación con padres de familia todos los estados de la república, a fin de constatar la eficiencia de los químicos que se emplean para los procesos de desinfección y así cuadyuvar para evitar la presencia de más contagios al interior de los centros educativos.