El brasileño podría recibir un tercer partido de sanción por la bronca con Tiago Djalo

 

La Comisión Disciplinaria de la Liga de Futbol Profesional de Francia (LFP) sancionó al delantero brasileño del París Saint Germain con dos partidos y un tercero suspensivo, que no se aplicará si no recibe una nueva sanción, por su expulsión en el partido del pasado domingo ante el Lille, de la Ligue 1.

 

Neymar vio dos tarjetas amarillas y, por tanto, la roja, por dos incidentes con dos jugadores rivales. La primera por poner la mano en la cara de Benjamin Andre y la última, que supuso la expulsión, por empujar al portugués Tiago Djalo, que también dejó el campo por doble amonestación.

 

Si la sanción puede parecer particularmente dura por la acumulación de dos tarjetas amarillas, hay que tener en cuenta que Neymar después de salir del terreno de juego continuó la disputa con el defensa portugués del Lille Tiago Djalo en los pasillos del Parque de los Príncipes.

 

De hecho, los dos jugadores tuvieron que ser separados por los equipos de seguridad para no llegar a las manos, como se vio en las imágenes de televisión. El astro brasileño ya había tenido un significado altercado en septiembre con el español del Olympique de Marsella Álvaro González.

 

A Tiago Djalo, que también acabó expulsado por una doble amonestación, la segunda por la bronca con el delantero brasileño, la comisión de disciplina lo sancionó finalmente con dos partidos de suspensión, el segundo exento de cumplimiento si no reincide.

 

La decisión de la Liga de Futbol Profesional se hizo pública cuando estaba a punto de iniciarse una cita crucial para Neymar, el partido de Cuartos de la Champions League entre el Bayern Munich y el PSG.