El conjunto blaugrana tiene 'la soga al cuello' en LaLiga, Champions League y Copa del Rey

 

Siguen con vida en las tres competencias, pero el Barcelona se sigue tropezando consigo mismo. El cuadro culé volvió a dejar puntos de manera inesperada en LaLiga, para cerrar una semana de pesadilla, tras la goleada recibida en casa en la Champions.

 

"Si somos realistas todo está complicado, sobre todo la Champions, la Copa tendremos alguna opción y LaLiga es lo que he dicho. Hemos de recuperar nuestro juego y sensaciones porque si no ya pueden perder los demás que no vamos a llegar. Pese a los dos golpes, levantar la cabeza, mejorar anímicamente y ganar al Elche", dijo Gerard Piqué, tras el empate a un gol en casa ante el Cádiz.

 

"Queda mucho pero no se pueden escapar estos puntos. Hoy era una oportunidad única. No hay excusas. Es una lástima. Hay que recapacitar y mejorar. Esto no se puede aceptar", dijo por su parte Jordi Alba.

 

El panorama del Barcelona luce complicado. Son terceros generales, a ocho puntos del líder, Atlético, en LaLiga. Ambos tienen un partido pendiente, y les queda el enfrentamiento directo; sin embargo, la distancia, tras 24 fechas, parece que será inalcanzable.

 

Mientras, en la Copa, tienen 2-0 en contra el global ante el Sevilla, y deberán darle la vuelta al marcador para acceder a la Final de la Copa del Rey. El próximo 3 de marzo, en el Camp Nou, parece un juego accesible para seguir en carrera.

 

Finalmente, en Champions League, parece misión imposible. Perdieron 4-1 en casa ante el PSG en la Ida de los Octavos de Final, y si bien tienen la historia de su lado para volver a remontar, el juego en París parece de mero trámite, por lo que se quedarían cortos en Europa.

 

"Cada partido que no ganas tus opciones se reducen un poco. LaLiga va para largo, hay una distancia importante, no inasumible, pero dependerá de los próximos partidos. Si cogemos una buena dinámica de juego, que nos permita tener buenos resultados, opciones podemos tener. Está difícil, obvio. Lo tenemos que intentar. Es un golpe duro. El miércoles otro examen contra el Elche", dijo Piqué con un poco de esperanza.