El  público podrá volver a  consultar más de 1 millón 365 mil libros y más de 7 millones 947 mil ejemplares de periódicos y revistas.

 

A partir del 14 de mayo la Biblioteca Nacional de México, ubicada en la zona cultural de Ciudad Universitaria, abrirá sus puertas todos los días del año para que el público pueda consultar más de 1 millón 365 mil libros y más de 7 millones 947 mil ejemplares de periódicos y revistas.

 

Anteriormente, esta biblioteca permanecía cerrada los fines de semana, durante el periodo vacacional y días festivos.

 

Para anunciar este nuevo horario de servicio se realizará una ceremonia de apertura el próximo sábado a las 11:00 horas a cargo de Pablo Mora, director de la biblioteca, el escritor Vicente Quirarte y Guadalupe Valencia, coordinadora de humanidades de la UNAM. Ese día también se impartirán talleres y se ofrecerán visitas guiadas para ingresar al Fondo Reservado donde se resguardan los primeros libros con la obra de Sor Juana Inés de la Cruz y los primeros libros impresos en el país.

 

"Tener este servicio para todos los mexicanos es importante para que todos los usuarios vengan a conocer la biblioteca y se acerquen mediante una serie de programas y actividades culturales que tenemos programadas", expresó Pablo Mora.

 

Los usuarios que llegan a este recinto universitario, en su mayoría, son alumnos de licenciatura y maestría, seguido por estudiantes de bachillerato.

 

USUARIOS.

 

En cifras, Mora indicó que en 2019 la Biblioteca Nacional de México tuvo 19 mil 789 usuarios presenciales y 175 a distancia, quienes consultaron un total de 115 mil 338 obras. Números que se redujeron durante 2020 y 2021 debido a la pandemia y el cierre de las instalaciones.

 

En lo que va del presente año, el director de la biblioteca dijo que se han registrado mil 93 usuarios presenciales y 456 a distancia para consultar 17 mil 715 volúmenes.

 

“Hemos salido adelante con programas de fomento a la lectura, con coloquios y conferencias que han triplicado el número de usuarios gracias a nuestra biblioteca virtual”, expresó Mora.

 

A partir de este sábado, estará abierta al público el Fondo Contemporáneo que abarca documentos escritos desde inicios del siglo XX hasta los publicados en nuestros días.

 

Pablo Mora destacó que la biblioteca cuenta con diversos acervos entre los cuales destacan los mapas antiguos, la Colección Mexicana que refleja la producción impresa de 1554 a 1821 y los periódicos de 1728 a 1917, los cerca de 80 archivos sobre Benito Juárez y la Colección de libros raros y curiosos.

 

“La Biblioteca Nacional se fundó por decreto presidencial de Benito Juárez el 30 de noviembre de 1867 con la misión de recabar, proteger y difundir todos los libros hechos en México y sobre México. Su primer director fue el bibliófilo José María Lafragua y su primera ubicación fue el Antiguo Templo de San Agustín, en el Centro Histórico de la Ciudad de México”, recordó el director.

 

En 1929 la custodia de la Biblioteca pasó a manos de la UNAM y en 1979 su sede se trasladó a Ciudad Universitaria, añadió.

 

NUEVA SEDE.

 

Mora comentó que actualmente se desarrolla una nueva sede de esta institución debido a la falta de espacio para resguardar el depósito legal.

 

“Uno de los próximos proyectos es abrir una sede en Juriquilla, Querétaro. Es el Centro de Preservación Documental de la Biblioteca y Hemeroteca, un proyecto de largo alcance, a 100 años. La producción hemerográfica, bibliográfica y documental es avasallante, recibimos más de un metro cúbico de periódicos diarios en esta biblioteca, también recibimos todo lo que es el depósito legal de partes de las editoriales y el depósito digital que ya se está recibiendo”, dijo.

 

Lo anterior preocupa al directivo. “Se programó este centro de preservación, quizá el otro año se inaugurará y tiene un diseño especial, con alta tecnología, va a estar administrado por un robot y dará servicio a los universitarios de la zona del Bajío y norte del país”, agregó.

 

PRIMEROS LIBROS DE SOR JUANA

 

Las visitas guiadas por la Biblioteca Nacional de México pueden ser programadas o solicitadas el mismo día de tu asistencia. Entre los libros antiguos que se pueden observar son: “Inundación castálida” (1689), de la Décima Musa y “Segundo volumen de la obras de Sor Juana Inés de la Cruz” (1692). También tres obras de Fray Alonso de la Veracruz impresas entre 1554 y 1557, impresos por Juan Pablos, primer impresor en la Nueva España.

 

Un incunable que perteneció a Carlos de Sigüenza y Góngora, tres obras a finales del siglo XV que abordan temas científicos, así como la primera edición de “Historia verdadera de la Nueva España”, de Bernal del Castillo.

 

Los libros antiguos que se muestran al público van cambiando dependiendo del interés de los asistentes.

 

Los horarios de fines de semana: 9:00 a 15:00 horas.