La disolución y fusión con el INPI "no logrará más que volver a colocar a las lenguas originarias y el problema de su desaparición en el último lugar de prioridades", señalan

 

Investigadores y académicos lanzaron una defensa del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) a través de change.org donde exponen al presidente y al Congreso porqué es importante este instituto que el gobierno fusionará con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

 

En la plataforma los investigadores que pertenecen a Linguapax Internacional y Grupo de Acompañamiento a Lenguas Amenazadas (GALA) señalan que la disolución y fusión con el INPI "no logrará más que volver a colocar a las lenguas originarias y el problema de su desaparición en el último lugar de prioridades y lejos de la atención urgente y especializada que requieren".

 

En este incipiente 2022, la presidencia de la República mexicana ha anunciado la disolución del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, INALI, el organismo encargado de la defensa y promoción de los derechos lingüísticos de las comunidades hablantes de lenguas mexicanas, expresa.

 

"El INALI no responde a alguna ocurrencia superflua de sexenios pasados, sino que deriva de los Acuerdos de San Andrés al ser creado en 2003 como parte de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas", destacan.

 

El objetivo fue dar un trato académico y técnico riguroso al “fortalecimiento, preservación y desarrollo” de las más de 68 familias etnolingüísticas del país, así como “asesorar a los tres órdenes de gobierno para articular las políticas públicas necesarias en la materia”.

 

"Sorprende un anuncio de estas características el año de inicio del Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas del Mundo (2022-2032) declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, especialmente pensando que fue en México donde, a través de la Declaración de Los Pinos, se presentaron sus principales objetivos orientados a llamar la atención sobre la difícil situación de muchas lenguas indígenas", destacan.

 

En la petición se menciona que los pueblos originarios constituyen alrededor del 20 por ciento de la población total de México.

 

"Y, sin embargo, su falta de inclusión y la crisis en la que se encuentran sus lenguas requieren acciones decididas y continuadas para revertir su persistente discriminación, y saldar la deuda histórica que el estado tiene para con ellos", indican.

 

Desde Linguapax Internacional y el Grupo GALA alertamos del peligro que supone minimizar la defensa y la promoción de la diversidad lingüística y su impacto en el bienestar de los pueblos y en la construcción de sociedades ricas y cohesionadas, añaden.

 

"Le pedimos al Sr Presidente de la República, a la Cámara de Diputados y al Congreso de la Unión, que en un acto de congruencia desistan de desdibujar y aplastar al INALI y sus objetivos bajo el edificio de algún otro instituto", expresaron.

 

La petición se puede firmar en: https://www.change.org/p/al-presidente-de-la-rep%C3%BAblica-a-la-c%C3%A1mara-de-diputados-y-al-congreso-de-la-uni%C3%B3n-no-a-la-fusi%C3%B3n-del-inali-con-el-inpi/share_for_starters?just_created=true&tag_selected=human_rights