La Comisión Europea anunció en un comunicado que la designación de Novi Sad tiene el objetivo de reforzar los vínculos de la UE con la población serbia

 

La ciudad de Novi Sad se convertirá en 2022 en la primera localidad de Serbia -país que no forma parte de la Unión Europea- que ostenta el título de Capital Europea de la Cultura, y lo hará junto a Kuanas (Lituania) y Esch-sur-Alzette (Luxemburgo), .

 

La Comisión Europea anunció en un comunicado que la designación de Novi Sad tiene el objetivo de reforzar los vínculos de la UE con la población serbia y, por extensión, también con la del resto de la región de los Balcanes.

 

Novi Sad, Kaunas y Esch-sur-Alzette compartirán una distinción que, desde el ejecutivo comunitario, esperan que sirva para que estas tres urbes puedan potenciarse internacionalmente y promover un turismo cultural sostenible, coincidiendo con la recuperación del sector tras las restricciones impuestas por la covid-19.

 

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea, el griego Margaritis Schinas, señaló que la cultura ha sido "vital" durante la pandemia, puesto que, en su opinión, "permitió la circulación de ideas y acercó a distintas comunidades más allá de las fronteras".

 

Por su parte, la comisaria de Innovación, Cultura y Educación, la búlgara Mariya Gabriel, aseguró que la UE tiene la intención de promover la cultura "como un motor de paz y de entendimiento mutuo en todo el mundo" e hizo un llamamiento a integrar a los jóvenes en todos los programas de actividades culturales.

 

"La iniciativa Capital Europea de la Cultura ilustra la importancia de la cultura en la promoción de los valores sobre los que se basa nuestra Unión: diversidad, solidaridad, respeto, tolerancia y apertura", sentenció Gabriel.