Son 30 obras divididas en dos espacios: Mercantil Emergente y el café Los Amantes, y se conjugan con piezas de diseño para el hogar

 

La galería de arte y diseño La Mercantil del Diseño ofrece al público visitar de manera gratuita la exposición retrospectiva “Philip Bragar. Recordando al Titán”, homenaje que integra un total de 30 cuadros del artista. La mayoría se pueden visitar desde el 18 de diciembre y durante el mes de enero, en Fernández Leal 107, colonia La Concepción en Coyoacán; mientras que el resto se encuentran en las sedes Mercantil Emergente y el café Los Amantes ubicados a un par de cuadras entre sí.

 

De visita en la galería principal, el espectador podrá notar dos cosas: que los cuadros están dispuestos entre otras piezas de diseño para el hogar, como jarrones, sillas, mesas y telares; y que todo está a la venta.

 

“No tienes que comprar nada. Es un espacio accesible para que vengas a ver obra de grandes maestros que han estado en museos alrededor del mundo. Está abierto para venir a disfrutar, puedes comprar o no, pero de todas maneras uno aprende muchísimo”, explica la diseñadora y restauradora Lupita Gamboa, “Lú”, dueña del espacio.

 

En conversación, Lú comenta a Crónica que al abrir esta galería quería conjugar la vida cotidiana con el arte. “Llevo 20 años vendiendo arte y creo que el destino último de cualquier obra que los coleccionistas compran –a menos que sea de museo- es hacerte feliz en tu propia casa”, expresa.

 

Para ella, el humor y actitud de las personas se definen en gran medida por el espacio que habitan; y relaciona la calidad de vida con tener arte en su casa. Sin embargo, destaca que visitar galerías no es sinónimo de adquirir objetos, pues el dinero es solo un esquema de valorización del trabajo del artista, no el fin.

 

La intención es que la gente pueda visitar en un ambiente íntimo, de hogar, la obra de artistas como Philip Bragar, que se han consolidado en grandes museos e instituciones. “Le apuesto a vivir bonito y no es acerca del dinero, por eso apuesto también al arte emergente. La galería de Carranza (Mercantil Emergente) será únicamente para los chavos, porque no sabemos… si tienen un buen maestro o consejero, quizás su obra termina en Bellas Artes”.

 

Sobre La Mercantil del Diseño detalla que está pensada en dos partes: una que permite exhibir la obra como se percibe en un museo, donde se permiten formatos grandes; y la otra que imita la disposición de una casa, “donde lo vas a vivir y gozar”.

 

PHILIP BRAGAR.

 

Nacido en 1925, en Nueva York, Bragar decidió viajar a México en 1954, e inició sus estudios en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda. Durante su amplia y prolífica trayectoria, exhibió su trabajo en el Museo del Palacio de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno. También fue parte del Salón Independiente, donde participó en todas sus ediciones entre 1967 y 1971.

 

“Si Philip Bragar hubiera vivido en Nueva York u Holanda tendría 5 mil libros de obra contra obra de otros grandiosos artistas”, dice Aldo Flores, artista creador del Salón Dès Aztecas y curador de esta exposición, quien considera que los mexicanos no han comprendido del todo la propuesta de este pintor, dibujante, escultor y grabador.

 

“Es una de las personas más difíciles de vender en México porque la gente no entiende su obra. Tiene los premios de Bellas Artes, ha expuesto ahí y tiene una trayectoria muy poderosa. No es cualquier artista. Vivimos en la tragedia de que un artista es mucho más reconocido después de su muerte, pero a mí lo que me gusta de Philip Bragar es el impacto que tiene sobre los jóvenes”, añade.

 

Apunta que Bragar fue creador de estilos como Los Vientos Interiores y los Paisajes, que no pueden ser considerados puramente como impresionismo, minimalismo o arte conceptual.

 

Entre las obras que se exhiben, Aldo destaca el cuadro “Homenaje a la muerte” que se muestra en el segundo piso de la galería principal, así como el que se encuentra en La Mercantil Emergente, ubicada a 4 cuadras (Pdte Carranza #115) y que pertenece a la misma serie.

 

Por otra parte, en el café “Los amantes” (Felipe Carrillo Puerto #19) se encuentra un cuadro de fondo negro con 3 ojos azules, que el curador considera una obra maestra. “Es el misterio de cómo puedes encontrar a una persona con solo verle los ojos… y viene del negro hacia el color, que es muy difícil de controlar porque crea un vacío que a la vez complementa el espacio. Encontrarte con las preguntas sobre quién es el personaje y a quién está viendo es asombroso”, opina.