Los dolores de cabeza pueden durar desde menos de una hora hasta varios días.

 

El dolor de cabeza es una molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Además, puede desarrollarse en forma gradual o repentina y durar desde menos de una hora hasta varios días.

 

De acuerdo con Medline Plus, el tipo de dolor de cabeza más común es la cefalea tensional y puede estar relacionada con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o sostener la cabeza y el cuello en una posición anormal.

 

Sin embargo, otro tipo de dolor de cabeza es la cefalea migrañosa, que implica un dolor fuerte que generalmente ocurre con otros síntomas, como cambios en la visión, sensibilidad al ruido o a la luz o náuseas.

 

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la migraña una enfermedad incapacitante.

 

“Se calcula que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es de aproximadamente el 50 %. Entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 años han sufrido una cefalea en el último año y el 30 % o más de este grupo ha padecido migraña”, explicó la OMS.

 

Además, la organización señaló que para tratar las cefaleas como es debido se necesita que los profesionales sanitarios estén bien capacitados, que la detección y el diagnóstico del trastorno sean exactos, que se proporcione tratamiento con medicamentos eficaces y la prescripción de modificaciones sencillas del modo de vida y la educación del paciente.

 

La revista Hola! comparte, también, que una infusión de orégano podría ayudar a aliviar las molestias, ya que tiene propiedades terapéuticas; para prepararlo, en un litro de agua hirviendo se debe poner la cantidad equivalente a un puño de hojas de orégano, luego se deja reposar por tres minutos y se retira del fuego. Se esperan cinco minutos y se cuela para retirar las hojas de orégano. Finalmente, se sirve y para endulzar se puede agregar un poco de miel, aunque esto es opcional.

 

Adicionalmente, la revista recomienda consumir dos tazas de té de orégano en el día para obtener todos los beneficios de esta planta.

 

En sintonía con la OMS, Hola! reseña que la mayoría de las personas con dolores de cabeza se pueden sentir mucho mejor haciendo cambios en el estilo de vida, como la alimentación, tomando medicamentos para reducir y eliminar los malestares, aprendiendo técnicas de relajación para evitar el estrés y haciendo ejercicio físico frecuentemente. Asimismo, la hidratación resulta fundamental y beber suficiente agua a diario puede contribuir a una disminución de estas dolencias.

 

Sin embargo, hay alimentos que producen los dolores, como los ricos en histamina, ya que a algunas personas se les dificulta metabolizar esta sustancia, según el programa sobre salud Saber Vivir. Algunos alimentos que contienen histamina son: los quesos curados, el chocolate, las bebidas alcohólicas (especialmente vino tinto, vino blanco, cava y cerveza), los embutidos, los pescados en conserva, ahumados o marinados, algunos vegetales fermentados como col fermentada (chucrut) y derivados de la soja, las espinacas, así como algunos frutos secos, como las nueces y los cacahuetes.

 

De todos modos, si el dolor de cabeza empeora en 24 horas, si se presenta mala pronunciación, cambios en la visión, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria con el dolor de cabeza, si el dolor de cabeza es intenso y solo en un ojo, con presencia de enrojecimiento en dicho ojo, es importante consultar a un médico.