Activista social

 

Solalinde es hijo de Berta Guerra Muñoz y Juan Manuel Solalinde Lozano. En su juventud se afilió a los Caballeros de Colón, y al terminar sus estudios de secundaria tuvo la inquietud de pertenecer a la Compañía de Jesús, pero fue disuadido por sus superiores, por ser una congregación “demasiado progresista”, por lo que se incorporó al Instituto Preparatoriano de los padres Carmelitas de Guadalajara, donde cursó dos años de letras clásicas.

 

Por sus ideas fue expulsado de los Carmelitas, e ingresó al Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos para cursar filosofía y teología, pero, al no estar conforme con la formación sacerdotal y faltando tres años para ordenarse, abandonó el seminario junto con otros quince seminaristas y formó un grupo, denominado Consejo Regional de Seminaristas. Fue finalmente ordenado presbítero por Arturo Vélez, obispo de Toluca.

 

Alejandro Solalinde (activista), fue entrevistado el 19 de julio de 2018 en el Centro Cultural Dante, en Mérida, Yucatán, en el marco de la presentación de su llibro: "Revelaciones de un misionero: mi vida itinerante", indicando que éste plasma:

 

La lucha que ha tenido con la estructura de la mayor parte de la Iglesia que le cuesta trabajo cambiar, lo hace lentamente o que reprime los cambios, que no acepta su modo de vida.

 

Solalinde Guerra afirmó que la Iglesia de hoy no es la que quiere Cristo, opinó. — Porque Él quiso un movimiento con mujeres, pero ellas no están dentro de la Iglesia; de jóvenes, pero "sólo se tiene puro viejito".

 

Los Obispos y altos mandos de la Iglesia no deben ser príncipes, subrayó, sino pobres, empáticos, solidarios con la gente de abajo, deben dejar su personaje privilegiado de estatus social número uno para convertirse en peregrinos que acompañan a la gente.

 

Publicamente el Padre Alejandro Solalinde ha condenado públicamente los abusos que se cometen hacia los migrantes indocumentados latinoamericanos por lo que ha sido amenazado en varias ocasiones por grupos criminales que lucran con los negocios clandestinos que giran en torno al tráfico de personas, armas y órganos. El 26 de febrero de 2007 fundó el albergue Hermanos en el Camino, en Ciudad Ixtepec, Oaxaca, cuya misión es proporcionar un lugar seguro para los migrantes, ofreciéndoles alimento y posada, así como asistencia médica y psicológica, además de orientación jurídica.

 

Amenazas y exilio

 

Solalinde abandonó el país la primera semana de mayo del 2012, debido a una serie de amenazas que recibió por su labor humanitaria.

 

Después de un exilio forzoso de dos meses, regresó a Oaxaca, donde recomendó a los miembros del Partido Revolucionario Institucional hacer un acto de contrición por sus errores y abusos cometidos durante los 71 años que gobernaron el país, y al presidente Enrique Peña Nieto le pidió emprender el camino de la democracia. En entrevista, Solalinde recomendó también a los priistas que no “echen las campanas al vuelo” por su cuestionado triunfo; culpó a Ulises Ruiz Ortiz de ser el gobernador que más lo ha golpeado, y reprobó la actuación del Instituto Federal Electoral y de los “poderes fácticos” que “imponen candidato".

 

El próximo jueves 27 de septiembre, tiene programada una visita a la ciudad tlaxcalteca, con la finalidad de presentar su libro:  "Revelaciones de un misionero: mi vida itinerante". En punto de las 18:00 horas en el salón Soleil ubicado en Calle Joaquín Cisneros de la Colonia Adolfo Mateos, a un costado del recinto ferial de esta ciudad.