La iniciativa privada no competitiva es el motor de la corrupción, el soborno es la salida fácil o el cumplimiento cabal. El servidor público corrupto también extorsiona.

 

Es de dominio común que en temas de contratación si no te mochas no te contratan, pero ¿todos los que trabajan obra pública son corruptos? algunos no darán moche y su participación será efímera, pero otros son extorsionados, si no le entran no trabajan.

 

La política de integridad que se encuentra en la Ley de Responsabilidades Administrativas es una buena herramienta para iniciar con  los trabajos anticorrupción en el sector privado. Un autodiagnóstico que pocos empresarios tendrán el valor de realizarlo ya que evidenciaría el camino de responsabilidad intramuros en caso de que la empresa incurriera en práctica de corrupción.

 

Integridad hace referencia a lo correcto, atento, probo e intachable.

 

En el nuevo panorama empresarial de la construcción se realiza el anuncio de que la ONU será participe en la licitaciones de proyectos estratégicos y adquisiciones de envergadura para garantizar una gestión pública honesta y eficaz en México.

 

En 2003 se celebró en Mérida la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) con el objetivo de adoptar medidas para prevenir y combatir eficientemente la corrupción, fomentar la cooperación y asistencia técnica internacional y promover la integridad, la obligación de rendir cuentas y la debida gestión de los recursos públicos.

 

Hasta ahora se consideraba la figura de observador ciudadano para licitaciones que superaban un línea económica de los 500 millones de pesos aproximadamente.

 

La figura del observador ciudadano nunca dio información valiosa que previniera o identificara actos de corrupción en la adjudicación o carencias técnicas, los resultados los conocemos todos no por la difusión de los mismos, si no por las consecuencias.

 

La Ley de Obras Públicas en su rango federal y estatal  son herramientas que le sirven al grupo en el poder, es por eso que, en el antaño, cuando un grupo contrario asumía el poder, las modificaciones que efectuaban a dichas Leyes eran básicamente maquillaje y nuevos caminos para continuar detentando el poder económico y de decisión.

 

La llave de las mipymes para hacerse de oportunidades en el sector de la obra pública y con ellos elevar su competitividad y generar riqueza es un real y efectivo combate a la corrupción. Al menos en los últimos 18 años, las empresas que han sido señaladas de actos de corrupción generan un apercepción de que han salido airosas de esas prácticas, lo que motiva que los demás empresarios emulen sus prácticas, ahí está el ejemplo.

 

Si el país está entrando a una transformación  debemos tener la visión de la nueva manera de la licitación y adjudicación de contratos públicos. Algunos dejarían de ser extorsionados

 

Sígueme en: http://Twitter.com/@claupalafox_h

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA