Las MiPYMES se caracterizan por una escasa demanda de sus productos o servicios por parte de los clientes, se desarrollan en un ambiente altamente agresivo en cuanto a competitividad preponderantemente desleal, piratería o delitos informáticos, corrupción, etcétera; y son vulnerables a riesgos por variación de precios de materias primas, falta de capacitación, problemáticas legales y fiscales, presión tributaria, inseguridad, extorsión, cuentas incobrables, incumplimiento de clientes y proveedores, alto costo financiero, rotación de personal, embates de fenómenos naturales, en fin, un bufet de riegos y más riesgos.

Leer más...

La iniciativa privada no competitiva es el motor de la corrupción, el soborno es la salida fácil o el cumplimiento cabal. El servidor público corrupto también extorsiona.

Leer más...