Así como lo lees, el Servicio de Administración Tributaria puede ejercitar sus facultades de revisión a tu negocio sin necesidad de avisarte, con decir que, pudiera ser el caso, que en este preciso momento, mientras lees esta columna, la autoridad fiscal este realizando una auditoria sobre tu actividad económica. 

 

Esto se debe a la implementación de las auditorías electrónicas, las cuales  constituyen una nueva modalidad de ejercer las facultades del Servicio de Administración Tributaria, a través del cual la autoridad fiscal puede realizar procedimientos de fiscalización por medios electrónicos sin la necesidad de interactuar con el contribuyente presencialmente.

 

Lo que se traduce, que los contribuyentes sean susceptibles ante la autoridad hacendaria ante esta nueva modalidad de fiscalización, por lo cual, desde ahora, deben estar alerta y tener capacidad de reacción, así como de allegarse del personal capacitado que brinde de manera oportuna y eficiente los requerimientos del SAT y así, poder hacer valer sus derechos.

 

Pues cabe resaltar que, el SAT no les notificará cuando estén siendo auditados; únicamente la autoridad fiscal enviará un aviso al Buzón Tributario, cuando haya concluido la auditoría, donde se le detallará su adeudo provisional.

 

Una vez recibido el aviso, el contribuyente contará con 15 días para realizar las aclaraciones correspondientes y desvirtuar las omisiones detectadas por el SAT, demostrando fehacientemente que su situación fiscal es correcta y está apegada a derecho. 

 

De no hacerlo así, la resolución se vuelve definitiva y se abre un procedimiento administrativo. Si los contribuyentes responden las observaciones de la Resolución Provisional, el SAT tendrá un plazo de 40 días para emitir una resolución final.

 

Recordemos, por lo que respecta a las auditorias electrónicas, desde Septiembre de 2016, el SAT empezó a realizar aproximadamente 5,000 revisiones, y en este año, que se implementarán de manera habitual, se contempla que lleguen a duplicarse.

 

CONSEJOS:

  • Mante al día tus obligaciones tributarias.

 

  • Revisa constantemente tu Buzón Tributario ante cualquier aviso, podría ser el caso que se trate de una preliquidación, la que pudieras desvirtuar con oportuno tiempo.

 

 

  • Además de tu contador, ante una fiscalización electrónica debes contar con la asesoría de una abogado fiscalista experto en la materia, así como la asistencia de un profesional en sistemas computacionales.

 

Sí tiene alguna duda o comentario sobre este tema o los anteriores, no dude en contactarme por correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o vía de Twitter, en @miguel_angel_fp.

 

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA