“…Y vendrán cosas peores”. Dice la Biblia.

 

La combinación entre Política y Marketing (para competir con mayores probabilidades de éxito y mejores posibilidades de victoria en las campañas políticas) ha sido mal comprendida, terriblemente tergiversada y peor utilizada. El Politing la actualiza, reivindica, explica y la adapta a nuestras particulares circunstancias latinas. Por eso, ya se ha convertido en un novedoso campo de estudio, investigación y acción con propuestas “de nosotros para nosotros”, con una completa batería de planteamientos y una combinación de instrumentos útiles para alcanzar la Efectividad (eficiencia y eficacia) de la “Política” en general y de la actividad “Electoral” en particular. Se han estructurando cincuenta (50) temas. Mirémoslos:

(1) El Politing ofrece la reivindicación de la filosofía, los planteamientos y las estrategias del Marketing Político Tradicional, mediante su propuesta de “Marketing Político Renovado”

 

(2) Es una de las pocas área que ha luchado por darle la necesaria visibilidad al elector/votante

 

(3) Su razón de ser es la persona: centro, guía y fundamento de las relaciones de intercambio.

 

(4) El Politing, ya le otorgó nombre propio a ese “otro” y de receptor, comprador, usuario, destinatario, se pasó a elector, votante, radioescucha, televidente, gobernado… “ciudadano”.

 

(5) Ese “otro”, es la base y fundamento de la rentabilidad social de todo proceso de Politing.

 

(6) Las cada vez más reales, profundas y marcadas diferencias entre “Politing” y “Ventas”.

 

(7) Las siempre necesarias complementariedades ente la “Comunicación” y el “Politing”.

 

(8) La Comunicación Política como punta visible del iceberg y el Politing, su base oculta.

 

(9) El novedoso campo del “Marketing Social” que supera -y en mucho- el campo cobijado por el tradicional “Marketing Comercial”, en donde tuvo su origen y fue su inicial base.

 

(10) La imposibilidad de que con el “Marketing Comercial”, se aborden aspectos sociales.

 

(11) La polisemia de la palabra “Política”, representada por sus tres (3) distintas dimensiones, enmarcadas y delimitadas dentro del PRE: Proceso, Resultado y Estructura.

 

(12) Los alcances y limites de la “efectividad”, de la “eficacia” y de la “eficacia”, con sus correspondientes conceptos, relaciones, equivalencias, analogías y señaladas diferencias.

 

(13) El inevitable, necesario y siempre eterno matrimonio entre “Efectividad” y “Politing”.

 

(14) La estrecha, pero bien marcada diferencia entre “Gobernabilidad” y “Gobernanza”.

 

(15) El Politing resalta “nuestra” particular manera de competir, distinta de aquella utilizada en los países anglosajones, pues nuestra propia cultura e idiosincrasia así lo dictan y ameritan.

 

(16) El Politing propende por la ya urgente necesidad de utilizar un “lenguaje decente” en todos y cada uno de los proceso electorales, sin importar su lugar, tiempo, tamaños o formas.

 

(17) Evita que en las contiendas se utilicen lenguajes belicistas y peligrosamente guerreristas.

 

(18) La competencia electoral NO es una guerra. Por eso, no es valido el “cuarto de guerra”.

 

(19) El “oponente” NO es un enemigo que hay que eliminar, destruir y acabar a toda costa.

 

(20) En el Politing no se utilizan -como arma competitiva- las nefastas palabras de Goebbels (colaborador de Hitler), de que “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

 

(21) La moral NO es un árbol de moras y no es un adorno más del competido paisaje electoral.

 

(22) La ética es consustancial y va unida a todas las áreas, incluida -obviamente- el Politing.

 

(23) Si bien, de la calumnia algo queda, en Politing NO se calumnia, para luego desmentir.

 

(24) La contienda electoral NO es una guerra a muerte y como en el amor, “NO todo se vale”.

 

(25) Hay que aceptar la realidad de que ya se ha evolucionando a toda una gama de partidos pequeños, donde el dialogo, el consenso y la negociación, son procesos inevitables.

 

(26) Las promesas de campaña -necesariamente esas- se deben traducir en Políticas Públicas

 

(27) Mal hace un candidato en ofender a sus oponentes, pues más temprano que tarde tendrá que -inevitablemente- invitarlo al dialogo, para hacer conjuntamente Políticas Públicas.

 

(28) Es una falacia que “Todo lo que no está prohibido en el código penal, se puede hacer”.

 

(29) El concepto y la definición de “Política Pública”, forma parte del “PIPP: Proceso Integral” con siete (7) etapas: Creación (Formación), Formulación, Implementación (Puesta en marcha), Evaluación, Análisis, Reestructuración y -si es del caso- la Terminación.

 

(30) Asume y defiende la responsabilidad que tiene toda Política Pública de ser el constructo de las ciencias sociales que “tiene dientes” para cambiar la realidad social de una comunidad.

 

(31) La administración y gerencia de toda campaña se enmarca en las cinco (5) funciones del acróstico “PODER: Planeación, Organización, Dirección, Evaluación y Reestructuración”.

 

(32) El Politing apoya los nombres, características y alcances de la nueva nomenclatura comúnmente aceptada ya, que cubre los campos del “Político Profesional” del “Politólogo”, del “Policy Advisor” (Asesor, Consultor…) y del “Gente de la Ciudad” (City manager).

 

(33) Presenta, justifica y explica los elementos básicos y necesarios para elaborar y estructurar -con seguridad, seriedad y realismo- una “EEE: Estrategia Electoral Efectiva”.

 

(34) Se proponen y explican cada una de las cinco áreas que integran el “Pentágono del Politing”, a saber: (a) Marketing Político Renovado, (b) Marketing de Políticas Públicas, (c) Citymarketing, (d) Marca Personal y (e) Think Tanks, como los elementos para una “EEE”.

 

(35) Apoya el “EPPPAL: Enfoque Propio de Política Pública para América Latina”, que equilibra enfoques anglosajones y franceses, para hacer Política Pública en Latinoamérica.

 

(36) El Politing busca un enfoque “inter”, “multi” y “trans” disciplinario, con las demás áreas

 

(37) Denuncia y enfrenta la veloz y continua pauperización del municipio Latinoamericano.

 

(38) Urge Políticas Públicas para que la clase media recupere su papel de equilibrio social.

 

(39) La “Dictadura de la Estrategia” es un requisito fundamental para que funcione la EEE

 

(40) La “Marca Personal”: apoyo clave para la “Triple P”: Persona, Programa y Partido.

 

(41) Las crisis son parte del proceso y para su resolución NO se puede recurrir al vil metal.

 

(42) Es necesario combinar “asertivamente” todos y cada uno de los contenidos digitales.

 

(43) Marketing y Política Pública satisfacen necesidades y el servicio es su fundamento.

 

(44) Lo importante no es que la gente sepa de Política…sino que el político sepa de gente.

 

(45) El Citymarketing es una bandera efectiva para todo proceso electoral en América Latina.

 

(46) Los Think Tanks son verdaderos y efectivos laboratorios para la acción democrática.

 

(47) Saca y visibiliza los componentes básicos de toda EEE: Estrategia Electoral Efectiva

 

(48) Flexibiliza, democratiza y moderniza la actividad política y los procesos electorales.

 

(49) Abre caminos de libertad, que cierren la penosa brecha con los que no saben estos temas.

 

(50) Politing es ya, una “Marca Registrada” por “CAS&A: Carlos Salazar y Asociados”. Todos ellos, están en documentos cortos (500 palabras), contados con historias (Storytelling) y lenguaje entendible para todo ciudadano de a pie, sin distingo. Se acompañan de ilustraciones y se enmarcan en la “Andragogía” (no la “Pedagogía”). Es una nueva forma de hacer “Política”, pero decente y limpia que se escriba con “P” mayúscula, para no seguir al candidato que decía que era un político de principios, SI…pero de principios del siglo XII.

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA