“Actuar sin pensar es como disparar sin apuntar.” B.C. Forbes

 

A pesar de que el de las armas NO es un lenguaje amigable con el entorno, para este ejemplo concreto, es necesario saber que la escopeta está diseñada para descargar varios proyectiles en cada disparo, mediante pequeñas balas que como municiones, son conocidas como perdigones. El fusil, se utiliza para alcanzar tiros de más precisión y dispara solo una bala de largo alcance. Así, en la escopeta los perdigones salen juntos del cañón y al cabo de unos metros se van separando unos de los otros, formando una especie de embudo y no es útil para acertar blancos más allá de 60 metros. El fusil, sólo dispara un proyectil cada vez y la bala sale con más fuerza y velocidad y es posible alcanzar blancos a cientos de metros de distancia.

 

Haciendo ahora la analogía con el proceso mediante el cual buscamos y encontramos nuestro posibles Asociados, preferimos llevar a cabo la estrategia de fusil, es decir, presentar (disparar) nuestra propuesta en forma personalizada, sólo para aquellas personas que tengan los perfiles más apropiados para que se beneficien, aprovechen y practiquen el concepto de Politing, que -como bien se sabe- es una de nuestras “Marca Registrada”. Como se observa es una estrategia “tayloded”: hecha a la media de cada interesado, pensada en forma exclusiva para cada prospecto y presentada ad hoc, para cada uno de quienes deseen trabajar bajo esta exclusiva sombrilla. Preferimos así, un acercamiento personalizado y mucho más directo, exclusivo y caracterizado, para distinguirnos de las competencias similares (nunca iguales).

 

Con la otra estrategia (de la escopeta) sería presentar nuestra propuesta en forma generalizada (en reuniones generales, congresos multitudinarios, convenciones populares y en aquellos conglomerados donde se congregan varios interesados, otros curiosos, la mayoría incautos exploradores y muchos iniciados), sin hacer distinción alguna en los que la reciben. La estrategia de fusil nos permite hacer más con nuestras fortalezas, en lugar lanzar (disparar) nuestra propuesta en forma general, colectiva e indiscriminada, esperando que (como un todo) logre convencer de sus ventajas, a unos pocos distraídos -y hasta despistados- asistentes

Por eso, la estrategia de escopeta, de asistir a magnas convenciones, mítines intensivos, cumbres generales, congresos mundiales, eventos masivos, reuniones multipropósitos, asambleas multitudinarias,…NO ha sido, ni es, ni será una alternativa conscientemente elegida por nosotros. Nuestra estrategia es la de detectar y contactar sólo aquellas personas, actores, empresas o instituciones que tengan sinergias similares, propósitos comunes y/o algunos objetivos y/o metas compartidas por nosotros. Y es que el Politing es un planteamiento exclusivo para mentes jóvenes y voluntades abiertas, dispuestas a conocer nuevas formas de hacer Consultoría Político-Electoral Efectiva, que es bien diferente a las ya tradicionales para políticos de la vieja guardia, con inveterados vicios, mañas y trucos en franco desuso, revaluados ya y condenados al fracaso. De todas formas (con rifle o escopeta) lo importante -apreciado lector- es que no le suceda lo del reconocido candidato que lo habían mandado tantas veces a la porra, que ya hasta había comprado allí, varias propiedades…