Alberto Amaro Corona ha dado a conocer que dentro de lo que corresponde a su responsabilidad como Presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso del Estado de Tlaxcala, no dará marcha atrás ni mucho menos le temblará la mano para otorgar prórroga alguna, en torno a los ayuntamientos que incumplan  con dar obediencia a la Ley Municipal respecto al perfil de los hombres y mujeres que pretendan ocupar un puesto en cada comuna como titular de la Tesorería Municipal.

 

Las intenciones del legislador por el sol azteca son excelentes, incluso sus declaraciones en los diferentes medios de comunicación locales, se le puede atribuir que logrará dejar un gran precedente en torno a su trabajo como legislador local, aplaudible es está posición que ha pocos diputados de legislaturas pasadas les ha interesado darle seguimiento, incluso han sido comparsas de las fallas de las que hemos sido testigos en algunos municipios de nuestra entidad tales como: Santa Ana Chiautempan, Contla de Juan Cuamatzi, Huamantla, Tlaxcala capital, Zacatelco, por mencionar algunos recientes ejemplos de desobediencia y sobre todo en lo fraudulento, abusivos y rateros en lo que se convirtieron la mayoría de los ediles así como sus respectivos tesoreros, colores todos, azules, rojos, amarillos.

 

Hoy Alberto Amaro Corona tiene la responsabilidad de encaminar y transparentar las acciones financieras de los 60 tesoreros para así obligar a entregar cuentas claras y obligarlos (a), a cumplir con las disposiciones legales que les corresponden.

 

No es tarea fácil la que tiene en sus manos el actual legislador Alberto Amaro Corona, sus intenciones son buenas, pero el tiempo que tiene como responsable de las finanzas del Congreso del Estado de Tlaxcala es breve. Ojalá y dejé un gran precedente en beneficio exclusivo de la ciudadanía tlaxcalteca.

 

Ya basta que ediles que son tiranos, rateros, extorsionan a cambio de favores, acosan sexualmente a sus empleadas y empleados (caso Huamantla), son también villanos, de igual manera cambian su modo vida humilde por suntuoso estilo de vida y que en nada corresponde sus costumbres cotidianas.

Hoy la vida política se ha convertido en un botín de vida más que un perfil de vocación por servir y por coyuntura tener un gran beneficio por llevar a cabo dicha actividad.

 

Señores y señoras ediles, ya basta de robar, mantengan las manos a salvo, no se quemen, así mismo mantengan sus múltiples necesidades económicas al margen. La sociedad poco a poco ha cambiado su mentalidad, pero más allá de ello, no dudaran en tomar la justicia en propia mano para dar escarmiento a quien lo merece. Así que esto no es una amenaza, manitas sanas, finanzas sanas, de lo contrario la justicia se hará valer y no necesariamente por sus obscuras negociaciones sino porque la sociedad así hoy lo demanda.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: politicatlaxcala@gmail.com