Esta editorial se escribe cuando las campañas para la elección presidencial están a la mitad del recorrido político que desembocara el domingo 1 de julio.

 

Queda claro que dos candidatos se perfilan para definir el futuro del país con proyectos contrapuestos totalmente: Andrés Manuel López Obrador y su coalición “Juntos haremos historia”, representando la opción anti sistema que busca cambiar el rumbo del país haciendo ajustes al modelo económico con un enfoque de justicia social, conteniendo privilegios excesos, corrupción, impunidad, inseguridad y todo aquello que el régimen actual ha impulsado para beneficio de un sector reducido de la población mexicana.

 

El otro encabezado por Anaya y su coalición “Por México al frente”, que según su candidato con visión de futuro, con el respaldo tecnológico, busca mantener  el modelo actual de privilegios a sectores de la sociedad  para que el sistema preserve  mucho de lo que ha llevado al desastre social de la nación.

 

En la segunda mitad de las campañas eran dos visiones de país, seguramente se definirá aun más, con dos debates más por venir (20 de mayo y 12 de junio) de tal forma que ambas tendencias políticas polaricen a la sociedad mexicana con llamados al voto útil conforme se acerque la jornada electoral.

 

Así que en las 6 semanas siguientes arreciaran las campañas negras que buscarán un ambiente de temor, terror, engaño, mentira y todo tipo de estrategias contra Andrés Manuel López Obrador candidato puntero en las preferencias electorales por parte de actores y factores del sistema que ven en el Tabasqueño el enemigo político que pretende un México diferente  al de hoy un desastre económico, político y social.

 

Para Andrés Manuel López Obrador  la política debe estar al servicio de la sociedad y quienes la ejercen deben alejarse de su beneficio y los negocios, en contraste al de quien busca estar al servicio de los intereses particulares, que representa Ricardo Anaya. Así México se juega en esta elección la disputa por la nación: el de la regeneración nacional o el del cinismo político.  

        

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.