Medios internacionales como “The Guardian” señalan a López Obrador, como irresponsable al verse en las redes como se apresura a saludar a la madre de Joaquín Guzmán Loera (Chapo) la señora Consuelo Loera Pérez.

 

Esta acción se convirtió en una gran noticia que impactó a varios medios, no solo nacionales si no también internacionales por el “saludo infame” de López a la mama del Chapo, esto provocó que en su acostumbrada mañanera el inquilino de palacio retomara el tema volviendo a golpear a los conservadores, como los culpables de incitar las críticas por el “infame saludo” con la señora Consuelo, él mismo dijo, que esta reunión fue pactada, por lo que fue a saludarla argumentando que es una adulta mayor y que no la iba a dejar con la mano extendida.

 

Si a esto le anexamos las fotos dónde se ve están comiendo varias personas con el presidente, entre ellos la presidenta municipal de Badiraguato y algunos más, que señalan como familiares directos del mismo chapo, dentro de ellos estaba su abogado de confianza González Meza.

 

El video que se filtró y que corrió como peligroso virus en las redes sociales muestra la Presidente López Obrador, en la sierra de Sinaloa deteniendo su camino y bajándose a saludar a la madre de Joaquín “El chapo Guzmán”, a la abuela del liberado Ovidio Guzmán López, algunos dicen que la escena si es reciente durante la gira por el municipio de Badiraguato, en la tierra del Chapo Guzmán, otros alertan que es un video de febrero del 2019, a tres meses de que había ya asumido la Presidencia de la República.

 

Lo curioso es que en el video aparecen dos reporteras gráficas y otros acompañantes con cubre bocas lo que implicaría que el hecho sucedió recientemente, presumiblemente en el trayecto a la supervisión de las obras de la carretera de Badiraguato a Parral, se haya dado este pasado fin de semana o hace un año, la escena es “infame” bajo cualquier óptica, no existe forma de justificar un comportamiento presidencial así bajo ninguna circunstancia.

 

Menos aún si fuera en la gira de ayer porque el presidente López Obrador, tendría que estar acuartelado, en Palacio Nacional trazando y supervisando la estrategia contra el coronavirus y no desoyendo su propia palabra de “quedarse en casa”.

 

Transitando sin escolta oficial, ni militares que lo protejan en un camino de terracería de la sierra en Sinaloa, para tenderle la mano y saludar con tanta confianza “de tú”, a la madre de quien fuera el mayor capo de los tiempos modernos de la droga en el mundo, hoy purgando una larga condena de cadena perpetua en una cárcel donde son recluidos los más peligrosos delincuentes que atentan contra los Estados Unidos.

 

La escena llama mucha la atención, por que no es la madre del capo quien accidentalmente lo intercepta, es el Presidente López Obrador, quien se baja de su vehículo se dirige directo a la camioneta dónde está la Señora Consuelo Loera Pérez, y sin más ella le tiende la mano y él le dice; “Te saludo no te bajes, ya recibí tú carta”.

 

La carta que el Presidente López Obrador, se refiere y en la que la madre del chapo le pedía intercediera para regresar a su hijo a México fue un hecho ampliamente abordado en la mañanera del 22 de febrero, por lo quedan en el aire algunas preguntas que usted mismo se las haría:

 

¿Quién pacto la reunión?

 

¿Gira solo para el saludo?

 

¿Qué le dijo el abogado al presidente?

 

¿Quién organizo la comida?

 

¿Con qué intención se filtraron las imágenes y videos?

 

¿Quiénes son los traidores y de qué lado están?

 

¿Acaso el presidente duerme con el enemigo?

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial, así como de colaboradores de este medio de comunicación, previamente verificadas, comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.