Ayer en el primer informe de Marco Mena como gobernador se dan varias lecturas que bien podemos enumerar, sin embargo en esta ocasión haremos un análisis de esta primera rendición de cuentas.

 

MERNA3.jpeg - 45.46 kBSin lugar a dudas, el gran ausente fue el ex gobernador Mariano González Zarur, su ausencia cobra relevancia, pues se trata del personaje que hizo lo imposible porque Mena quedará como su sucesor, acción que logró contra todo pronóstico, aparte de haberlo formado políticamente fue su mejor alumno, en su sexenio fue titular de la Secretaría de Turismo, Diputado Local, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, líder estatal del PRI y Gobernador, de ahí el que no haya estado en el primer informe llama la atención, ¿acaso habrá un divorcio político?.

 

Lo bueno…. Las obras que anuncio el mandatario estatal como la modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco, la implementación del Nuevo Programa de Crédito Grupal a Proyectos Productivos, el Nuevo Programa de Prevención en Salud para la Mujer, la edificación de la Galería de Arte para los Creadores de Tlaxcala y el Nuevo Hospital General de Tlaxcala. De igual manera la implementación del Nuevo Sistema Estatal de Becas, la modernización del estadio Tlahuicole, inversión en tecnología en materia de seguridad pública, el rescate del río Zahuapan y la celebración de los 500 años del encuentro de dos culturas y el nacimiento de México.

 

Lo malo… La marcada desorganización en este evento se hizo notar, pues aunque el formato fue diferente, cuestión que causo expectación, muchos funcionarios solo se veían pasar de un lado a otro del recinto oficial sin tener alguna labor específica, algunos más buscando reflectores en busca de su ansiada candidatura, y otros más tratando de cooptar a los más cercanos al Gobernador para pedir un espacio laboral, pues según ellos laboraron en campaña.

 

Lo feo…. La ausencia aparte del ex mandatario Mariano González Zarur, de la clase política nacional, únicamente resaltó la imagen del gobernador mexiquense Alfredo del Mazo Maza, y de los líderes del PRI y Nueva Alianza, Enrique Ochoa Reza y Luis Castro Obregón; no llego el “vecino”, Tony Gali, gobernador de Puebla, ni el hidalguense Omar Fayad. Se extrañó la presencia de figuras como Diego Fernández de Ceballos, así como de Senadores y Diputados Federales, como si lo hacían cuando González Zarur realizaba sus informes de gobierno.

 

BPR DE REGRESO. Cada vez es más cierto lo que dicen algunos columnistas nacionales, la ex embajadora México en Brasil, Beatriz Paredes Rangel está de regreso, anótela como futura Senadora de la República. La oriunda de Tizatlán ayer se placeo como en sus mejores tiempos por el Centro de Convenciones, y aparte dio una palomita al primer año de Marco Mena. Su presencia impone, basta ver la fila que ayer se hizo para saludarla, coordinada por su sobrino el legislador local Enrique Padilla Sánchez y el síndico capitalino Héctor Martínez. Sin duda la Paredes está de vuelta…

 

UNA DE AZULES….  Se dice que muy de la mano andan la ex diputada federal Aurora Aguilar Rodríguez y el reprobado y polémico ex alcalde de Zacatelco, Francisco Román Sánchez. A todo esto: ¿Y dónde quedo el amor que “el líder campesino” profesaba por su comadre la Senadora Adriana Dávila Fernández?. ¿Por quién se inclinará la apizaquense para dar la candidatura a diputado local en el distrito XIII?, ¿Volverá a apoyar a su “compadre”?.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.