Actualmente existe una “confrontación cultural”,es quizá la parte más apasionante de la (Cuarta Transformación) se  da en las redes sociales y se estando en las familias ,además tiene su base en las platicas mañaneras del presidente López Obrador,  es un debate donde  ocurre por primera vez que un mandatario diariamente polemiza con sus adversarios u opositores donde participa una buena parte de la población.

 

En Grecia algo similar paso  cuando lo ciudadanos se congregaban para discutir las decisiones; pero en este caso quienes resulta ser los opositores al gobierno actual actúan con los mismos dogmas fracasados de los anteriores “gobiernos neoliberales” como lo que vivimos en Mexico, en los gobiernos neoliberales,  según un análisis de la jornada en el año 2014, representó el triunfo cultural del ITAM, todos los gobiernos fueron hechura de estos funcionarios prominentes quienes precisamente egresaban del ITAM,  es una institución que genera una “corriente neoliberal”.

 

Por los años de 1946, se formo esta corriente de profesionistas y fueron inicados en el gobierno de Echeverria, y poco a poco fueron entrando con puesto de minusculos, en la oficina de la Presidencia hasta llegar a tomar las riendas abiertamente de la Secretaría de Hacienda con Carlos Salinas.

 

La escuela Austrica es el origen de este “pensamiento neoliberal” donde señalan que el Estado no debe exsistir, de ahí proviene el derroche del endeudamiento con el gasto público desmesurado.  parte de estos fundadores en Mexico son recordados como a  Montes de Oca,  que fue secretario de Hacienda en los años 1930, el les dio mucho apoyo para su autonomia para que operaran como universidad y de ahí lograron crear esta “escuela de cuadros neoliberal radical” y es radical al destruir al estado mexicano.  

 

Uno de los objetivos que pretenden es acabar con la Educación Pública, acabar con la Propiedad o el dominio del Estado sobre los bienes, incluso con el petróleo y quitarle sus derechos a los trabajadores; este era su objetivo de ellos y no lo ocultaban hasta la llegada de Lopez Obrador a la Presidencia de Mexico.

 

Así que la inversión extranjera no ha sido  el motor del crecimiento y tan poco las grandes reformas estructurales menos la “energética” que ponían como ejemplo no nos han dado  el crecimiento en treinta y tantos años es otro dogma, que se vino abajo y sigue la infraestructura como está ocurriendo.

 

Por todo lo anterior la economía nacional no ha progresado, los planes no han funcionado porque todo ha sido mentira en las supuestas inversiones y hoy México esta padeciendo esta situación en casi todos los niveles de la sociedad.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial, así como de colaboradores de este medio de comunicación, previamente verificadas, comentarios y sugerencias: politEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.