Tarde, muy tarde, se dan cuenta Florentino Domínguez y compañía que deben ser humildes y sobre todo borrar el alarde y delirios de grandeza de los que ellos fueron presa fácil.

 

Es increíble que en su discurso realizado en el marco de la conmemoración del 102 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el titular del Sistema Estatal de Promoción del Empleo y Desarrollo Comunitario (SEPUEDE), Florentino Domínguez, pretenda enviar sendo mensaje, cuando ellos fueron y siguen siendo artífices de vanidades y de actitudes absurdas y de intolerancia en todos los sentidos.

 

Se subieron a su tabique y creyeron les alcanzaría para siempre su supuesta "supremacía" política.

 

El ex secretario de gobierno se atrevió a enviar mensajes a los otros poderes, pidiendo tolerancia y humildad, aquí es donde cabría la primera pregunta ¿Acaso los tricolores hicieron gala de estos valores es sus diferentes administraciones e incluso en la actual?

 

Y no vayamos tan lejos en la línea del  tiempo, ya que tenemos un ejemplo en nuestra entidad de autoritarismo puro: y las palmas se las lleva el ex gobernador Mariano González Z. quien no dejaba de despotricar insultos a sus subordinados, abofeteó al que fuera uno de sus secretarios de gobierno y nos referimos nada más y nada menos que a Noé Rodríguez R. También fue acusado de acoso sexual por una de sus ex directoras de COESPO y no cansado de ser pésimo gobernador también tuvo el tino de acechar laboralmente a un sin número de empleados de su administración, González Z. fue un gobernador que se asqueaba al saludar de mano a las personas, las que con su pecho sano, humilde y cariño se le acercaban para tener la satisfacción de estrechar su mano, sin saber, que él (Mariano González Z.) buscaba desesperado su antibacterial y cambio de camisas.

 

Florentino Domínguez en su discurso el pasado día martes y ante decenas de  funcionarios de la  presente administración,  en donde estando reunidos con gran parte del gabinete tricolor en el patio central de Palacio de Gobierno, y al viejo estilo de los discursos partidistas, como cuando era necesario cerrar filas, el funcionario estatal  hizo un llamado a quienes ostentan un cargo de poder y de servicio público a escuchar a la ciudadanía para resolver sus necesidades, porque de no hacerlo no tendría caso ocupar ese cargo.

 

Desgraciadamente, para los distintos niveles de gobierno, el mensaje del flamante declamador de poesía (perdón de Domínguez) llega demasiado tarde, ya que los tricolores perdieron no sólo la confianza de la ciudadanía de Tlaxcala, también para su desgracia, la de su propia militancia.

 

Un ejemplo de lo anterior, es quien anda en busca de otro patrocinio político y nos referimos a la presidenta municipal de Tlaxcala que no pierde oportunidad de hacer acto de presencia cuando nos visita el Presidente de la República Mexicana Andrés Manuel López Obrador, ahora la edil capitalina trata por todos los medios de salir en la foto y lo más gracioso es que si se descuidan algunos personajes como Lorena Cuéllar o la consentida de los Morenos mayores Ana Lilia Rivera, Anabel Ávalos se colocará por encima de ellas en la contienda por la gubernatura y no sólo por el partido guinda sino por otros más.

 

Finalmente, la justicia llegó por fin, al gobierno, pues no le queda más que aceptar que son minoría y ellos son los que deben aprender a ser humildes y acatar las nuevas reglas del juego, hoy, para su desgracia se han convertido en los grandes perdedores.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.