Aun cuando eL Gobernador  Marco Mena visito la UAT en diciembre del año pasado, lo hizo como invitado de la Presidenta Municipal Anabel Avalos  a su primer informe de gobierno municipal;  no fue sino hasta el pasado jueves 22 de Noviembre que volvió a  visitar el TEATRO UNIVERSITARIO, al asistir a la conferencia de Mauricio Merino, ambos teniendo como  anfitrión al líder  de la máxima casa de estudios. 

 

El   dirigente nacional de “NOSOTROS” y amigo suyo en el Colegio de México y en otras tareas académicas y de investigación. El anfitrión de la máxima casa de estudios de Tlaxcala, el Rector. Luis Armando González Plasencia, quien hace escasos dos meses tomo las riendas de la UAT.

 

Este hecho marca lo que deberá ser el inicio de una relación diferente y renovada entre el gobierno estatal y la Universidad. Mariano González Zarur, antecesor de Mena en el cargo rompió todo vínculo con la UAT, y el castigo durante seis años con partidas presupuestales menores a las que corresponde.

 

El evento, sorpresivo para muchos pero que se explica después de de los resultados electorales de hace cinco meses que no le favorecieron ni al partido en el gobierno ni al partido local del Orticismo.

 

Tuvo que llegar un académico como Mauricio Merino para zanjar las diferencias y abrir el camino para una nueva relación entre esas dos instituciones que para bien de Tlaxcala deben de trabajar en alianza si se quiere el bien del estado.

 

La forma. El solo hecho de esta reunión deberá ser muestra de que el hielo se ha roto y que desde palacio de gobierno no hay ninguna señal de diferencias ni mucho menos de algún tipo de venganza contra la institución académica. Una nueva relación sustentada no solo en los programas de becas que el Gobierno del Estado  ya ha dado a estudiantes de la UAT en una cantidad importante y desde esta ultima el respaldo para programas de gobierno que vendrán con el inicio de la presidencia de AMLO.

 

El fondo. La educación ha sido es y será el mejor y único camino para que un gobierno consolide un proyecto y genere condiciones de desarrollo para los diferentes sectores sociales, tanto a Mena como a la UAT les conviene respaldar un proyecto de gobierno federal que iniciara en una semana más y que tendrá como propósitos principales abatir la corrupción y aminorar la desigualdad social que lastiman  a Tlaxcala y a México.

 

A todos conviene que este reencuentro de verdad abra las puertas a una relación constructiva porque  de otra manera desde el gobierno federal estarán evaluando actitudes y conductas de esos dos polos que distantes no logran buenos propósitos y juntos con el gobierno federal y su representante ya nombrada podrán lograr propósitos mayores.      

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.