A más tardar el próximo 5 de Diciembre, deberá rendir Marco Mena, el segundo informe  de gobierno, este a diferencia del anterior el primero lo hará en circunstancias políticas muy diferentes: hoy el congreso local (LXIII legislatura) está conformado políticamente de manera opuesta con predominio de MORENA  y sus aliados PT, PES en dos terceras partes; una sola diputada priista y el breve resto por otros partidos.

 

Hoy también predomina el género femenino con 15 de 25 y toda la mesa directiva está integrada por mujeres, algo insólito en Tlaxcala y quizás en el país. También si el informe se entrega en los cinco primeros días del próximo mes será en un contexto nacional inédito: con predominio también en el gobierno federal de MORENA.

 

Así entonces Marco Mena será un gobernador solitario y rodeado de una nueva generación política con mucha (o)s de ellos desconocidos en el panorama local. Ahora bien en este escenario de gobierno estatal dividido, con fuerzas políticas diferentes en un poder y otro, el ideal democrático ejemplo nacional y vanguardia en varios sentidos seria que Marco Mena  acudiera personalmente del congreso local a su entrega y allí mismo pronunciara su mensaje oficial. No una vez más como ha sido costumbre en los últimos años que el gobernador enviaba al paquete informativo con un empleado en el periodo legal y después en ceremonia aparte, con auditorio a modo y con invitados incondicionales y publico seleccionado para aplaudir, se daba cumplimiento a este rito político.

 

Hoy es la oportunidad de volver a una ceremonia republicana de cogobierno entre dos poderes que cumplen con su responsabilidad republica de representantes populares que comparten una ceremonia obligada por la constitución local: para rendir cuentas uno; para analizar esas cuentas el otro. Veremos de que están hechos Marco Mena y los 25 diputados. El mensaje del 1 de Julio pasado fue para cambiar las cosas no para repetirlas por inercia.

 

Cambios: Casi cinco meses después del anuncio de MARCO MENA (5 de Julio) de cambios en su equipo después del TSUNAMI electoral para el PRI, están ya los cambios en instituciones de educación media y superior y los premios a candidatos perdedores que ojalá y cumplan con la encomienda que seguramente ninguno esperaba después del fracaso electoral. Vaya forma de buscar perfiles académicos en políticos fracasados.                 

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.