Ojala y nuestros diputados locales de la LXIII legislatura, después de la ceremonia conmemorativa de un siglo de nuestra Constitución, entiendan que hoy Tlaxcala los requiere como parte de Gobierno y no solo como contrapeso político o de oposición, sobre todo por tratarse de una mayoría que hoy controla el Gobierno Federal y en los Congresos locales MORENA y sus aliados son mayoría en dos terceras partes del país.

 

La ceremonia solemne, en una fecha simbólica 2 de Octubre, realizada en el salón de plenos, tuvo como invitado al Gobernador del Estado Marco Mena, evento hasta hoy en día inédito: dos poderes de origen político totalmente opuestos en reconocimiento a nuestra carta magna de Tlaxcala.

 

Dos poderes que deben complementarse en un solo objetivo el beneficio del pueblo Tlaxcalteca, de sus amplios sectores sociales marginados y más necesitados, como será el gobierno encabezado por AMLO a partir del 1 de Diciembre.

 

El cumplimiento real de la letra constitucional local, sería el avance más importante de un gobierno Compartido como es el de Tlaxcala.

 

Para ello nuestros diputados locales tendrían que ser gobierno en forma diferente en temas como:

 

AUSTERIDAD: en sus acciones y forma de vida pública.

 

RENDICION DE CUENTAS: crear una contraloría interna que transparente su ejercicio  presupuestal.

 

COMPARECENCIA DE FUNCIONARIOS: Establecer reglas de procedimiento legislativo para comparecencia de funcionarios del Ejecutivo.

 

VETO A INICIATIVAS APROBADAS: Facultar al Congreso local para publicar en el periódico oficial decretos o leyes no observadas por el Ejecutivo.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.