A 22 días de que los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre respectivamente sacudiera algunas ciudades de nuestro territorio nacional y el cual fue responsable de una terrible tragedia, increíblemente México se recupera tratando de seguir adelante, sin quedarle más remedios a los y las mexicanas para buscar las mejores opciones de trabajo, de casa habitación, cambio de escuelas de sus hijos pero sobre todo luchando por reestablecer su cotidianidad.

 

Con lo antes mencionado sólo se pretende hacer una breve reflexión de que México es un gran país, lleno de bondad y solidaridad para nuestros semejantes.

 

Pero no todo lo que brilla es oro, desgraciadamente siempre hay un pero o como decimos coloquialmente hay un pelo en el arroz, y nos referimos a la espantosa clase política que tenemos en esta gran nación y que por supuesto nosotros los mexicanos, no somos merecedores de tanta mezquindad por parte de sus líderes y por supuesto de gobernadores, presidentes municipales, diputados y senadores corruptos.

 

En días pasados sin dudarlo más Margarita Zavala renunció a su militancia panista de más de treinta años, dicen que cimbró el corazón de sus seguidores y de otros más, dicen logró tambalear a su hoy enemigo número uno: el presidente de Acción Nacional (PAN) Ricardo Anaya y en palabras de Margarita Zavala la cual afirma estar lista para tomar las riendas de una candidatura para el 2018, ya sea independiente o a través de un partido político que por supuesto no será ni el PAN, ni el PRD, ni mucho menos MC, ¿acaso está amarrando alianzas con algunos de los chiquitines?, o como ha trascendido en su afán de arribar al poder apoyará en sus pretensiones rumbo a la presidencia de la república a José Antonio Meade Kuribreña,  lo cierto es que se le ve muy tranquila y confiada para ser candidata el próximo año 2018, la forma no importa, sólo es llegar.

 

Alianzas en Tlaxcala

Pero en nuestro estado no andamos nada mal con esto de las alianzas, ahora trascendió  que el PAC-MORENA y PT van en alianza para impulsar al actual líder del Partido Alianza Ciudadana (PAC), es decir, a Serafín Ortiz Ortiz quien está más que empecinado en arribar al senado así tenga que venderle su alma al diablo.

 

El dinero para el ex dos veces rector de la  Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) no es un problema y mucho menos para su familia, y si se trata de comprar su candidatura, la de su sobrina y de algún otro pariente, pues  no dudará en ningún momento en hacerlo.

 

No es desconocido el actuar de la familia Ortiz Ortiz, quienes gustan de comprar conciencias para llegar por todos los medios a sus objetivos, pero, dicen que en política todo se vale, desgraciadamente  así es, estamos en un país y en un estado en donde los excesos y abusos políticos son el pan nuestro de cada día.

 

Serafin Ortiz no tardó mucho en responder y negar al supuesto “trascendido”  que circuló el día de ayer en un diario local, y según él (Serafin Ortiz), afirma se sigue conversando con distintas fuerzas para construir “la mejor alianza política”, pero a qué se referirá con “mejor alianza política?. Será acaso para el beneficio de sus finanzas familiares o para mejorar las condiciones de vida de todos y cada uno de los tlaxcaltecas. Usted tiene la respuesta.

 

Pero lo más lamentable de lo antes expuesto, es tratar de entender cómo el partido de Regeneración Nacional (MORENA) ha tenido la disposición tan sólo de darle tiempo de diálogo a la mafia aticista, la cual ha traído a nuestra entidad abundantes problemas financieros, de los cuales por cierto, su principal detractor Mariano González Zarur no logró comprobar en su totalidad por lo que sólo pudo obtener en su desmedido odio en contra de Héctor Ortiz y familia desaforar unos años al ex mandatario panista y el que por cierto hoy ostenta el cargo de diputado local pero eso no es todo, también goza de los “beneficios y placeres políticos” de haber sido elegido (nombramiento concebido de la basta imaginación de Serafín Ortiz) “Presidente del Consejo Mayor del PAC”, a qué se referirán con ello, bueno sólo los aliancistas tienen la respuesta.

 Así es estimado lector, mientras el país no termina de reponerse de la desgracia que vivimos el pasado7 y 19 de septiembre  y que mucho falta por hacer,  los políticos de nuestro país y de Tlaxcala andan desgarrándose las vestiduras por ser elegidos candidatos, ¿de qué partido? eso no importa, lo que interesa es llegar  por llegar al poder, lo demás es relativo.

 

Lo anterior no es algo nuevo que ocurra en México y por supuesto tampoco en nuestro estado, lo importante es que Usted estimado lector, sepa entender y razonar adecuadamente a sus intereses como un buen ciudadano honesto y sobre todo comprometido con las nuevas generaciones para hacer un cambio real, que beneficie no unos cuantos sino a una nación urgida de respuestas y soluciones.

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.