Despues de 80 días de campaña para la elección presidencial, tres debates, un sin fin de estrategias sucias para contener la carrera ascendente de López Obrador, no han servido a sus adversarios políticos. Hoy a menos de 10 días de los cierres de campañas y a menos de dos semanas de la jornada pareciera que está definido el resultado a favor del candidato de la coalición “juntos haremos historia”, lema político que en su significado profundo contiene el ideal de quien repite en su discurso, en sus grandes mítines que estamos frente a la cuarta transformación de nuestra historia como nación: la de Independencia, la Reforma, la Revolución Mexicana, las tres con armas de por medio; la del 2018 con la del voto como artífice de un nuevo parteaguas en el país. Algo que parece exagerado y con una fuerte dosis de retórica pudiera resultar el inicio de una transformación radical del modelo político y económico de México: ante el caos de los tres primeros gobiernos de este siglo, así como de los tres últimos del siglo pasado se requiere de cambios de fondo para enfrentar la : mayor inseguridad, mayor violencia, mayor corrupción, mayor impunidad, mayor injusticia, mayor desigualdad social, mayor inconformidad y hartazgo de la sociedad con el régimen político.

 

A solo unos días de lo pudiera ser una fecha histórica para nuestro país; el movimiento de regeneración y su líder indiscutible se perfilan para ganar la mayoría de cargos de elección más grande del México reciente: el gobierno federal, nueve gubernaturas y más de la mitad de legislaturas locales y ayuntamientos.

 

Para muchos lo que viene es un “tsunami electoral”, una avalancha morenista y no falta quien la denomine una insurrección electoral.   

 

Esta columna de opinión es redactada con aportaciones del equipo editorial así como por colaboradores de este medio de comunicación previamente verificadas. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.