Más allá de los intrincados derroteros que el resultado de los procedimientos legislativos de Juicio Político, que la LXIII Legislatura Local de Tlaxcala ha desarrollado para destituir a los integrantes del Pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (IAIPTlax), debemos mirar y reflexionar sobre lo que está en juego en el futuro cercano y a mediano plazo para la transparencia en esta entidad federativa.

 

Concretamente, quiero decir, dejemos lo jurídico a un lado, no porque no importe, sino porque lo que tenemos ahora, hoy es una nueva integración del Pleno mencionado.  Diecisiete de los 25 diputados que integran la legislatura local han nombrado a nuevos Comisionados.  Conozco muy bien a dos de ellos, a Didier López y a Mónica Cuamatzi, el tercero es Fernando Hernández.

 

Me parece acertado que entre ellos hayan decidido que Didier sea el Presidente.  Tiene, de alguna manera vi cómo se hacía de ello, el empaque político suficiente, la capacidad intelectual elemental y el conocimiento del tema. Tal vez su compromiso con esta lucha debe renovarse y debe consolidar su templanza para ver en la honestidad y la humildad las cualidades que en un Comisionado de transparencia hoy, son lo más valioso.

 

Pienso que Mónica Cuamatzi, como profesional, tiene la enorme oportunidad de crecer y entender que el cargo es político, es decir, la responsabilidad como titular de ese órgano constitucional autónomo, no es un cargo burocrático.  No es una chamba, como coloquialmente se conoce a un empleo o trabajo.  Confío en que pueda contribuir a normalizar el importante trabajo de garantizar los derechos de Acceso a la Información Pública (DAIP) y el de la Protección de los Datos Personales, aunque sólo vaya a estar ahí, si no pasa nada en eventuales procesos judiciales, hasta diciembre.

 

De hecho una de las cuestiones importantes que, considero, el nuevo Pleno debe retomar de lo que sus antecesores iniciaron, lo conoce bien Mónica.  Me refiero a los trabajos sobre el Plan Nacional de Socialización del DAIP, iniciados en Tlaxcala, siendo uno de los veinte estados que decidieron sumarse a esto, aprobado por el Sistema Nacional de Transparencia e instrumentado desde el INAI.

 

Por primera vez, y así lo entiendo porque, sin falsa modestia, soy uno de los impulsores, tenemos una política pública pensada para ver en el ejercicio del DAIP la oportunidad de darle utilidad a la información pública, la información que tienen los Sujetos Obligados, para tomar decisiones o resolver problemas de manera individual o colectiva.

 

Se ha integrado ya una Red Local de Socialización que debe fortalecerse.  Se ha elaborado ya una Plan Local de Socialización que debe implementarse.  El reto es formar Socializadores del DAIP, es decir personas capacitadas en un estándar de competencias, para acompañar a las personas que realizan solicitudes de información, recursos de revisión de ser preciso, con el propósito de que la información que se reciba sirva, permítanme insistir, para tomar una decisión que ayude a mejorar nuestra vida cotidiana o, en su caso resolver problemas.  Además de tener la capacidad de poder recopilar y divulgar los casos exitosos para que la gente vea que ejercer el DAIP tiene una utilidad o es de provecho.

 

¿Utopía?  Quizá, pero hace falta esa utopía que nos diga que el rumbo es el correcto.

 

Hago un llamado público a los nuevos Comisionados a que, sin demora, retomen el PlanDAI; y como miembro del Grupo de Seguimiento, que a nivel nacional está dando seguimiento al mismo, estoy en disponibilidad de ayudar en todo lo que pueda.

 

Seguro no faltará quien diga que soy optimista o que debo esperar a lo que ocurra ante eventuales Juicios de Amparo de los destituidos.  Respeto su derecho e incluso en el caso de David Cabrera y Francisco Morones me gustaría que la justicia federal revirtiera la decisión del Congreso.  Pero considero, que los nuevos Comisionados, deben aprovechar el cargo para corregir anomalías.

 

Por ejemplo que haya un equipo de trabajo dividido.  Debe buscarse respetar e incluso profundizar en un casi inexistente Servicio Civil de Carrera, para que esos espacios laborales, es decir de especialistas en el tema, no estén a la deriva en cuanto se cambia a los titulares.

 

Detalles incluso como el de que se tenga ya sólo con una cuenta de Twitter, deben ser atendidos de inmediato.

 

Y nosotros seguiremos el análisis, no con la pretensión de decir que tenemos la verdad, sino de promover un necesario debate o intercambio respetuoso de pareceres.

 

e- mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @ccirior

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA