Obligación principal del Estado representado por sus gobiernos  es la de brindar seguridad individual y colectiva, al patrimonio personal y social. La llamada seguridad pública o interior debe ser sustento y cimiento del ejercicio del poder público y acción principal de gobierno.

 

Nuestro país y sus últimos dos gobiernos han fracasado en esta tarea y el Gobierno de Tlaxcala en el último lustro ha visto crecer índices delictivos del orden común y federal. Marco Mena Gobernador de Tlaxcala desde hace trece meses no ha encontrado la fórmula, menos la estrategia para poder hacer frente a la  creciente delincuencia en Tlaxcala y sus Municipios. Subrayo estos últimos porque pareciera que se desentiende de los problemas de seguridad en los 60 municipios que dan forma al Estado.

 

Seguridad-violencia así como corrupción – impunidad son los binomios que hoy por hoy deben atenderse y en lo posible resolverse si queremos darle sentido a nuestra democracia local a la  gobernanza moderna que en el discurso del gobernador es convincente pero que en los hechos no se refleja acciones y políticas públicas que contengan ambos fenómenos  sociales que lastiman a la sociedad y desgastan la imagen de gobierno.

 

El acuerdo cupular reciente del Gobierno de Marco Mena con la Ex Gobernadora del Estado de Tlaxcala y su recomendación con otro ex gobernador formado políticamente con ella para buscar solución a esa vertiente de gobierno es consecuencia de la falta de oficio  político, equipo de trabajo y estrategia del gobierno actual de Tlaxcala.

 

Tres secretarios de gobierno en poco más de un año demuestran la falta de pericia política en esas tareas.

 

El aprendizaje de la gobernanza moderna ha sido difícil y tenuoso.

 

Líneas Finales:

 

Si bien la permanencia de un Secretario de Gobernación en el cargo no es resultado de acciones eficaces en materia de seguridad pública e interior  como lo demostró el caso de Osorio Chong, menos lo es cuando se trata de dos Secretarios Locales de Gobierno Florentino y Anabel , que su breve paso sirvió solo como trampolín político, ambos encabezaran fórmulas de su partido  para competir por el senado y así no se puede contener un problema estructural como en la delincuencia y la inseguridad.  

     

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA