En esta ocasión, estimados lectores deseo compartir con ustedes un tema que considero, es de suma importancia en la vida cotidiana de los Tlaxcaltecas. Considerando el incremento en los altos índices de inseguridad que existen en la entidad.

 

Y como en otras ocasiones lo he hecho, voy a iniciar mi comentario con el ejemplo de un trágico accidente que ocurrió el pasado 18 de octubre alrededor de las 7:30 a.m. en el bulevar Emilio Sánchez Piedras casi esquina con lardizábal, de esta ciudad de Apizaco, cuando una señora de nombre MARIA TERESA “N” de aproximadamente cincuenta y ocho años de edad, perdió la vida al ser atropellada en su intento de cruzar la calle, por un sujeto que abordo de una  motocicleta se dirigía a repartir tortillas a diferentes puntos de la ciudad.

 

De acuerdo con el relato de los vecinos y de quienes presenciaron este lamentable acontecimiento, el cuerpo de la occisa permaneció en la cinta asfáltica más de hora y media después del suceso, causando indignación y molestia la tardanza de personal de la PROCURADURIA GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO (PGJE) que acudió a realizar la diligencia del levantamiento del cadáver, resulta comprensible la inconformidad de la población, pues siendo Apizaco una de las ciudades más importantes del estado no se explica cómo puede actuar la autoridad, con tanta negligencia e ineficacia y la pregunta en este caso sería para todo el personal que labora en dicha institución, ¿Qué sentirían si fuera su familiar el que permaneciera por más de una hora tirado en la calle?

 

Es necesario reconocer, que este problema tiene muchos años de ser una constante, y se repite sexenio tras sexenio, como si fuera una maldición para los que en su momento tienen que involucrarse con la impartición de justicia.

 

Ahora bien estimado lector, es el gobernador del estado quien propone al procurador general de justicia, y el congreso del estado quien lo ratifica, aunque está claro que esta importante responsabilidad se ciñe más a intereses de carácter político que al verdadero compromiso de procurar justicia con honestidad, transparencia y eficacia, actualmente el cargo de procurador lo ejerce el LIC. TITO CERVANTES ZEPEDA hombre con amplia experiencia en el ámbito sin embargo, su desempeño hasta ahora ha sido muy similar al de sus antecesores y en nada ha cambiado el calvario que se vive cuando por alguna razón se debe comparecer ante el MINISTERIO PUBLICO, ya sea como acusador o acusado pues todo se rige por la ley del dinero.

 

¡¡Ah Porque debe usted saber, que en cualquier oficina de gobierno, no es lo mismo presentarse de traje y con una imagen de poder económico y sobre todo con una recomendación, que llegar a solicitar cualquier trámite con una apariencia de sencillez, humildad y sobre todo de pobreza!! La diferencia en el trato es abismal entre uno y otro.

 

 Respecto a la impartición de justicia que recae en el TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA que actualmente preside la LIC. ELSA CORDERO MARTINEZ quien es la encargada de coordinar el trabajo de los jueces, magistrados  y quienes son designados para aplicar las diferentes sanciones a quienes transgreden la ley, deja mucho que desear pues constantemente se han conocido casos de ciudadanos que se han quejado de la falta de honestidad de estos personajes, que se han ganado el repudio y desconfianza de la ciudadanía.

 

Es necesario aclarar, que para nuestra buena fortuna aún existen (aunque se puedan contar con los dedos) abogados honestos y capaces que han sabido ganarse un lugar dentro de esta profesión.

 

Hoy en día es mucho más fácil escudarse ante el llamado “NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL” para cometer pifias y errores siempre guiados por la corrupción para entorpecer la verdadera aplicación de la justicia tema del que nos encargaremos en una próxima entrega

 

Como siempre, mi total agradecimiento y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo, Gracias y hasta la próxima si Dios lo permite.