Desde hace muchos años hemos observado la entrega, la convicción de servicio, la casta y el profesionalismo de Anabell Avalos Zempoalteca, quien ha  ocupado numerosos e importantes cargos públicos de mucha relevancia: fue Directora del DIF estatal, Secretaria de Gobierno, Presidenta del Comité estatal del PRI y últimamente presidenta municipal de Tlaxcala, por mencionar algunos, donde tuvo la oportunidad de realizar y ejecutar muchas actividades y programas de beneficio colectivo para las y los tlaxcaltecas, gracias a su responsabilidad, compromiso y productividad ha recibido durante su trayectoria un sin número de reconocimientos que le han otorgado por el mérito,  por su amor al servicio público, por la entrega responsable y productiva en cada una de sus funciones; dicen por ahí, que el que siembra cosecha, y por esto, durante los doce meses del año 2019 y siete meses del presente año 2020 todos los sondeos de opinión y consultas públicas la favorecen con un alto porcentaje de aceptación para ocupar una posible candidatura al gobierno del estado, obvio no es la única aspirante a tan importante cargo pero si la mejor posicionada durante todo este tiempo, además su trabajo en la presidencia municipal de Tlaxcala ha sido excelente, eficaz y productivo al cien por ciento, mucho mejor que en los últimos cuarenta años, también hemos observado la simpatía creciente que tiene ante diversos partidos políticos y ante organizaciones sociales de Tlaxcala, que la perfilan como la candidata de la alianza, solo esperamos que los partidos políticos se pongan de acuerdo en esa tan necesaria ALIANZA, y opten por uno de los mejores cuadros que tienen el estado de Tlaxcala hasta estos momentos, y no rellenen de cascajo las futuras planillas municipales y las candidaturas a diputados federales y estatales.

 

Anabell Avalos Zempoalteca, representa una política de puertas abiertas y de progreso para las familias tlaxcaltecas, tiene una visión amplia de las grandes necesidades y proyectos definidos para resolver los problemas de rezago ancestral que sufrimos los tlaxcaltecas, pues todo el año 2019 y lo que va del año 2020 sufrimos una parálisis administrativa y económica que ha permitido el crecimiento del alto índice de pobreza extrema en nuestro país y estado, por lo mismo tenemos que ser responsables a la hora de determinar quién o quienes serán nuestros candidatos y elegir de entre ellos a los mejores hombres y mujeres que garanticen tener pleno conocimiento de lo que es el quehacer público y que además cuenten con proyectos de impacto e innovadores con los cuales ofrezcan mejores condiciones de vida para las familias, para los jóvenes, para las mujeres, para los adultos mayores, para las personas con capacidades diferentes, para los sectores productivos del campo, para los micro, medianos y grandes empresarios, ya que todos merecen oportunidades de desarrollo y en su conjunto lograr que nuestro estado sea productivo, autosuficiente y sin pobreza, donde las dependencias del gobierno federal se conviertan en palancas de desarrollo y no de grandes obstáculos que impidan el pleno y legítimo progreso de las y los tlaxcaltecas.

 

Necesitamos un gobierno que no espere a que lo busquen, si no que por el contrario, el visite las comunidades de los 60 municipios del estado para visualizar de manera directa si sus acciones y programas están resolviendo la problemática social y económica del estado, y recibir propuestas de desarrollo comunitario, de autoempleo, de mejores apoyo a la vivienda, a la educación, a la alimentación, de protección al medio ambiente, de seguridad pública, de procuración e impartición de justicia, de innovación a la agricultura alternativa y de fortalecimiento al campo; porque con esas recomendaciones y propuestas mejorará sus programas y acciones, pero sobre todo dará cabida a que se apoye y fortalezca la participación ciudadana en las políticas públicas del estado, y habrá una rendición de cuentas clara, precisa y contundente, tanto del gobierno estatal como de los municipios y comunidades.

 

Los directivos de los partidos políticos desde ayer hubieran diseñado un proyecto político de desarrollo para el estado y darle vida a la escuela de cuadros para difundirlo entre los aspirantes a ocupar un cargo de elección popular, sin embargo estos menesteres indispensables para la vida política electoral, se dejan para última hora, pues para ellos lo importante es llenar de cascajo las planillas y espacios, con tal de recibir los apoyos extraordinarios que les entrega el Instituto Nacional Electoral y/o el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) en cada elección.

 

 

 

  1. Isidro Sánchez Piedra,

 

Defensor de Derechos Humanos